Guasave

Registra fallas programa La Escuela es Nuestra

Han llegado recursos a escuelas que ya no cuentan con matrícula, además de existir dudas en cómo se manejará el dinero a través de los consejos 

Por  Fernanda Ruiz

En Guasave y el municipio Sinaloa existen muchos planteles con rezago.

En Guasave y el municipio Sinaloa existen muchos planteles con rezago.

Guasave, Sinaloa.- El programa federal La Escuela es Nuestra, que se aplica desde el 15 de mayo y a través del cual fluyen recursos para mejorar los planteles educativos de manera directa a las instituciones, está presentando una serie de fallas que continúan sin resolverse, como el hecho de que el recurso está llegando a escuelas que no cuentan con matrícula, señaló el secretario de Educación Pública y Cultura en el estado.

El funcionario detalló que en Sinaloa se tiene un rezago en infraestructura de tres mil 100 millones de pesos, por lo que aún permanecen en pláticas con la federación, en busca de optimizar y darle seguimiento al recurso.

Fallas

Juan Alfonso Mejía López, secretario de Educación Pública en Sinaloa, informó que para Sinaloa, a través del programa La Escuela es Nuestra, se tiene destinado un recurso de 84 millones de pesos aproximadamente, viéndose mayormente beneficiados municipios como El Fuerte, Choix, Sinaloa de Leyva y Mocorito.

“Tenemos información de lo que se llama La Escuela es Nuestra, del programa que viene con el proyecto de reforma aprobado el 15 de mayo, de que para Sinaloa se estaba destinando un recurso de más menos 84 millones de pesos, de esos 84 millones de pesos, 65 por ciento de los recursos está ubicado en cuatro municipios, El Fuerte, Mocorito, Sinaloa de Leyva y Choix”.

Y aunque el objetivo es que el recurso fluya directo a la escuelas, a través de lo que se denomina Consejo Escolar de Administración Participativa, se están teniendo algunas fallas que urge solucionar, pues el dinero está llegando a escuelas que ya no cuentan con matrícula.

Algún porcentaje de este recurso está llegando a escuelas en donde ya no hay matrícula, entonces estamos todavía a la espera de ver cómo se va a dar seguimiento, por ejemplo, respecto a replantear o reorientar esas escuelas en donde ya no hay matrícula, a dónde se va a mandar ese recurso que viene y que de alguna u otra forma se hizo llegar ahí”.

Mejía López detalló que el recurso ronda entre los 150 y los 400 mil pesos, por lo que sí es necesario que se tomen medidas y se le dé seguimiento a la aplicación del recurso, por lo que las pláticas con la federación continúan, pues existe aún mucho desconocimiento.

“Se hace llegar, no a la asociación de padres de familia, sino a un Consejo que se destina específicamente Consejo Escolar de Administración Participativa, donde efectivamente todavía hay bastante desconocimiento sobre cómo se le va a dar seguimiento a la aplicación del recurso, es un recurso que consta de entre 150 mil y 400 mil pesos, entonces es bastante, y todavía estamos un poco a la expectativa sobre este tipo de condiciones”.

Rezago

Al ser cuestionado sobre la situación de rezago en infraestructura educativa que prevalece en el estado, el funcionario señaló que el Gobierno Estatal ya ha aplicado dos mil millones en el tema, sin embargo, prevalece un rezago de 3 mil 100 millones de pesos.

Ahora hay un gobernador que en este tiempo le ha puesto cerca de los dos mil millones de pesos, pero el deterioro es tan grande y hay que ser claros, que podemos llegar a calcular como 3 mil 100 millones de pesos de rezago en materia de infraestructura en Sinaloa”.

Mejía López también resaltó el hecho de que se invertirán más de 80 millones de pesos en 57 escuelas, de las llamadas de nueva creación, pero que en realidad tienen años trabajando en condiciones muy deplorables.

“El gobernador Quirino Ordaz le está destinando cerca de 80 millones a 57 escuelas que les llaman de nueva creación pero que tienen hasta nueve años en esas condiciones, que las hemos encontrado desde Choix hasta Escuinapa, pasando por Mazatlán, Navolato, El Fuerte y Sinaloa de Leyva”. De entre las necesidades más comunes en los planteles educativos de Sinaloa, se tiene la falta de mobiliario, de impermeabilización, techos y marquesinas en malas condiciones, falta de subestaciones, entre otras.

Hay un deterioro evidente, en donde el gobernador le está entrando en un momento también particular, en donde desaparece el Instituto Nacional de Infraestructura Educativa, y en donde se está destinando un recurso de infraestructura en el cual hay dudas sobre cómo va a funcionar en los consejos”.