Imagen de Héctor Melesio Cuén Ojeda

Héctor Melesio Cuén Ojeda

Originario de Badiraguato, Sinaloa, Héctor Melesio Cuén Ojeda se graduó como Químico Farmacobiólogo en la Universidad Autónoma de Sinaloa en 1978, institución de la que fue Rector de 2005 a 2009.

Luego de culminar sus estudios, Cuén Ojeda incursiona al ramo de la medicina y fundó varias empresas, entre estas un laboratorio de análisis clínicos y una unidad de especialidades médicas. Y es hasta 1990 cuando ingresa de nuevo a la Universidad Autónoma de Sinaloa, su alma mater, esta vez como Director de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas, cargo que desempeña hasta 1992.

Otro de los cargos de importancia que ocupa al interior de la UAS fue como Director de Control de Bienes e Inventarios, de 1997 a 2005, para luego asumir la responsabilidad más importante: la Rectoría.

Tras su paso por la Casa Rosalina, Héctor Melesio Cuén incursiona en la vida política, ámbito en el que cobijado por la alianza del Partido Revolucionario Institucional con Nueva Alianza y el Verde Ecologista de México consigue la Presidencia Municipal de Culiacán, primer y único cargo logrado hasta ahora por la vía del voto directo en las urnas; sin embargo, solo se desempeñó como alcalde por poco más de un año, pues en febrero de 2012 solicita licencia definitiva para ir en busca de la Senaduría de la República por el Partido Nueva Alianza, pero queda en tercer lugar.

Pese a la derrota, los sueños de Cuén en la política se fortalecen y en agosto de 2012 funda el Partido Sinaloense (PAS), partido que debuta en la elección de 2013 y que le permite al exrector de la UAS obtener una de las tres diputaciones plurinominales que alcanzaron para convertirse en la tercera fuerza política del Congreso de Sinaloa. Fue legislador local de 2013 a 2016.

En 2016, deja la diputación para buscar ese mismo año la gubernatura de Sinaloa en una alianza del Partido Sinaloense con Movimiento Ciudadano. Y aunque no triunfa, logra el 26 por ciento de los votos para un segundo lugar en los comicios y posiciona a su partido como la segunda fuerza política en Sinaloa, pues consigue seis diputaciones por la vía plurinominal, además de tres presidencias municipales: Angostura, Mocorito y Cosalá.

Al exrector de la UAS lo han acompañado acusaciones de utilizar a la institución educativa para impulsar proyectos políticos, pero él lo ha negado en reiteradas ocasiones a pesar de estar documentada la existencia de personal de la universidad en posiciones de mando al interior del partido.

En 2018 busca por segunda vez la Senaduría de la República, pero esta vez aliado con el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, además del PAS, en la denominada coalición “Por México al Frente”, pero vuelve a quedar en tercer lugar, con poco más de 243 mil votos.
Actualmente es presidente del Partido Sinaloense.