Insólito

Cerdos zombies: Reviven por primera vez el cerebro de un animal muerto

Por primera vez reviven el cerebro de un animal muerto a traves de un experimento con cerdos

Por  Carlos Narvaes

Por primera vez reviven el cerebro de un animal muerto a traves de un experimento con cerdos(Foto vía: Twitter @LiveScience)

Por primera vez reviven el cerebro de un animal muerto a traves de un experimento con cerdos | Foto vía: Twitter @LiveScience

E.E.U.U.- Científicos estadounidenses reviven por primera vez el cerebro de un animal muerto gracias a un sistema denominado BrainEx, de acuerdo con la revista científica Nature.

El sistema denominado BrainEx, es un medio por el cual se pueden restaurar alguna funciones de un cerebro separado del cuerpo.

De acuerdo con el equipo de investigadores de la Escuela Médica de Yale, en el estado de Connecticut, ha conectado los cerebros extraídos de 32 cerdos (adquiridos en instalaciones de procesamiento de alimentos) a un sistema especial que bombea un medicamente rico en nutriente que imita la sangre por vías arterias principales.

El experimento se llevó a cabo tras cuatro horas después de la muerte de los animales.

Según los resultados del estudio, revelaron que el cerebro de los cerdo eran sorprendentemente resistente a la falta de oxígeno, al conectarse a sus "cuerpos artificiales", los cerebros volvieron a funcionar a un nivel básico.

Lo vasos sanguíneos empezaron a bombear el medicamento y poco después, también se restableció la función de los capilares.

Tras seis horas del experimento, el número de célula moribundas se redujo drásticamente.

"Estos hallazgos demuestran que, en condiciones adecuadas, el cerebro aislado e intacto de mamíferos grandes posee una capacidad subestimada para restablecer la microcirculación y la actividad molecular y celular después de un intervalo post mortem prolongado"

Explica el estudio.

Durante el experimento, los encefalogramas cerebrales se mostraban completamente plano, es decir, no podían pensar ni sentir nada, tampoco se presentó ni un signo de otra actividad nerviosa superior; en este sentido, no se pueden considerarse realmente vivos.

  • No lo digo yo lo dice la ciencia