Insólito

Creía que su hijo estaba poseído; sólo padece una rara enfermedad

La madre de Jack creía que su hijo estaba poseído cuando en realidad sufría de una extraña enfermedad y sólo necesitaba algunos antibióticos

Por  Gilberto Coronel

Jack padece una rara enfermedad denominada como PANDAS(Pixabay)

Jack padece una rara enfermedad denominada como PANDAS | Pixabay

Una madre se encontraba totalmente horrorizada cuando creía que su hijo pequeño, Jack, estaba poseído por ente maligno cuando en realidad tenía una extraña enfermedad conocida como PANDAS, un trastorno neuropsiquiátrico autoinmune pediátrico.

Alison Maclaine pasó un mal rato cuando su pequeño de diez años pasó de tener un simple catarro a hablar de la muerte e incluso se llevó un cuchillo a la garganta y comenzó a reír de una forma maníaca, lo que alarmó a la madre, quien pensó que su hijo estaba endemoniado.

La mujer que radica en Dumfries en Escocia, notó cómo su hijo pasó de ser un niño sociable y amoroso a ser un niño "poseído", incluso el pequeño desarrolló fobias inusuales, tales como pisar excrementos de gaviotas.

Jack fue llevado al psiquiatra y éste tardó cuatro meses en percatarse que el hijo de Alison padecía de PANDAS, una extraña enfermedad que es un conjunto de afecciones que provocan inflamación del cerebro y a su vez causa una serie de manías neuropsiquiátricas.

Tras la grave confusión de la madre, decidió junto a su esposo Neil, compartir la historia de su pequeño, todo para crear conciencia sobre esta rara condición, que es conocida por trastorno neuropsiquiátrico autoinmune pediátrico.

Alison comenzó a preocuparse una vez que Jack inició a mostrar un comportamiento muy ansioso, tras una larga investigación fue diagnosticado con PANDAS y para recibir una segunda opinión, contactó a Tim Ubhi, un doctor experto en pediatría del e-Hospital Infantil, un servicio en línea que brinda asesoramiento profesional y experto a padres e hijos.

En una consultada realizada por Skype en mayo del 2018, el doctor confirmó el diagnóstico de PANDAS y aconsejó un plan de tratamiento con antibióticos e ibuprofeno, el cual fue aprobado por el médico del pequeño.

Luego de algunos días siendo medicado, Jack regresó a ser el niño que era antes y comenzó a comportarse de forma normal, sin embargo, dos semanas más tarde, su dosis fue cambiada y volvió a comportarse ansioso y cometió extrañas acciones, por esa razón volvió a sus primeras prescripciones.

Algunos estudios sugieren que los niños superan la condición al al alcanzar la pubertad porque el sistema inmunológico madura, pero aún existe una gran falta de investigación que confirme estos datos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo