Insólito

Desentierran a hombre que llevaba 9 días muerto tras oír gritos

El hombre murió el pasado siete de abril debido a problemas de salud. Personas que visitaban a sus difuntos escucharon gritos que venían de una tumba

Por  El Debate

Desentierran a hombre que llevaba 9 días muerto tras oír gritos.(Foto Google Map)

Desentierran a hombre que llevaba 9 días muerto tras oír gritos. | Foto Google Map

Llorente, municipio de Tumaco, Bogotá.- La noche del pasado martes un hombre fue desenterrado de un cementerio luego de que varias personas que acudían a visitar a sus difuntos, aseguraran que escucharon gritos que provenían de una bóveda donde estaba enterrado un adulto de nombre Fidel, de 50 años, quien falleció por problemas de salud el pasado 7 abril.

Tras escuchar los supuestos gritos, las personas rápidamente excavaron para sacar  al adulto y llevarlo a un centro médico.

"¡Esto es un milagro, un milagro de Semana Santa!", gritaba una multitud que acudió al centro de salud de la localidad de Llorente (municipio de Tumaco).

Las personas se reunieron en el centro de salud de Llorente  para ser testigos de la supuesta resurrección del adulto, indicaron fuentes policiales citadas por El Periódico.

Desafortunadamente los médicos del centro de salud confirmaron que el adulto no presentaba signos vitales. Sin embargo, las personas trasladaron el cadáver a otro hospital para que otros doctores examinaran el cadáver. Los médicos nuevamente confirmaron el deceso del hombre.

"Nosotros no sabíamos nada de que mi papá había resucitado, a nosotros nos llaman como a las siete de la noche. A él no lo pudimos ni ver, tampoco sabíamos dónde lo habían llevado. Hoy [miércoles] nos informaron que mi papá estaba muerto, que ya no había nada que hacer", recuerda un hijo del difunto.

Algo que llamó la atención de los testigos es que tras nueve días del deceso de Fidel, su cuerpo no estaba en estado de descomposición. Las autoridades acordaron llevar a cabo una necropsia para asegurarse de que no se trata de un caso de catalepsia.