Insólito

Insólito, descubren cráneo de dos millones de años de un "primo" de los humanos

Científicos del Departamento de Arqueología de la Universidad La Trobe en Melbourne, Australia, llevaron a cabo el increíble descubrimiento del cráneo de un Paranthropus robustus, un "primo" ancestral del Homo erectus, ancestro directo de los humanos de hoy en día.

Por  Eduardo Gutiérrez

Insólito, descubren cráneo de dos millones de años de un

Insólito, descubren cráneo de dos millones de años de un "primo" de los humanos | La Trobe University’s Archaeology

Sudáfrica.- Un grupo de científicos pertenecientes al Departamento de Arqueología de la Universidad La Trobe en Melbourne, Australia, llevó a cabo el descubrimiento de un cráneo de dos millones de años de antigüedad durante un trabajo de investigación en Drimolen, al norte de Johannesburgo, Sudáfrica. Aparentemente el fósil podría pertenecer a un macho de la especie Paranthropus robustus, un "primo" ancestral del Homo erectus, ancestro directo de los humanos de hoy en día.

De acuerdo a las últimas investigaciones, ambas especies habitaron la Tierra en el mismo lapso de tiempo solo que el Paranthropus robustus, dejó de existir primero. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Fue en el Día del Padre de Sudáfrica en 2018 cuando los especialistas encontraron los primeros fragmentos del cráneo, por esa razón le llamaron el fósil del "Día del Padre". Posteriormente de estos descubrimientos, se comenzó una exhaustiva investigación para poder armar la pieza que se prolongó por varios años. Finalmente este martes se publicaron los resultados en la revista Nature, Ecology and Evolutión.

"Demostrar que Paranthropus robustus no es especialmente dimórfico sexualmente elimina gran parte del ímpetu para suponer que vivían en estructuras sociales similares a los gorilas, con grandes machos dominantes viviendo en un grupo de hembras más pequeñas", dijo el coautor principal y candidato a doctorado en La Trobe, Jesse Martin. "El fósil masculino DNH 155 de Drimolen es más similar a los especímenes femeninos del mismo sitio, mientras que los especímenes de Paranthropus robustus de otros sitios son apreciablemente diferentes", agregó.

Detalló Jesse Martin que manejar las valiosas piezas del cráneo era como trabajar con "cartón mojado" debido a que eran demasiado sensibles. Comentó que usó pajillas (popotes) de plástico para poder extraer los restos de la tierra. 

Descubren cráneo de 2 millones de años de un 'primo' de los humanos
Insólito, descubren cráneo de dos millones de años de un "primo" de los humanos/ La Trobe University’s Archaeology 

El director del proyecto Drimolen financiado por el Australian Research Council, el profesor de La Trobe, Andy Herries, señaló el descubrimiento como una "ventana al pasado". "El cráneo DNH 155 muestra el comienzo de un linaje muy exitoso que existió en Sudáfrica durante un millón de años. Como todas las demás criaturas de la tierra, para seguir teniendo éxito, nuestros antepasados se adaptaron y evolucionaron de acuerdo con el paisaje y el medio ambiente que los rodeaba. Por primera vez en Sudáfrica, tenemos la resolución de datación y la evidencia morfológica que nos permite ver tales cambios en un antiguo linaje de homínidos". 

Sobre su evolución, explicó que es posible que diferentes factores como sequía, extinción de especies de mamíferos, cambio climático entre otras cosas, fueran algo determinante para que el Paranthropus robustus evolucionara. 

Descubren cráneo de 2 millones de años de un 'primo' de los humanos
Insólito, descubren cráneo de dos millones de años de un "primo" de los humanos/ La Trobe University’s Archaeology 

Por su parte, la coautora principal del artículo, la doctora Angeline Leece de La Trobe, habló sobre la importancia de saber que el Paranthropus robustus, apareció al mismo tiempo que nuestro antepasado directo Homo erectus. En 2015 el equipo encontró un fósil infantil en el mismo sitio. 

Estas dos especies enormemente diferentes, Homo erectus con sus cerebros relativamente grandes y dientes pequeños, y Paranthropus robustus con sus dientes relativamente grandes y cerebros pequeños, representan experimentos evolutivos divergentes" dijo. 

Se cree que con el tiempo el Paranthropus robustus probablemente evolucionó para generar y resistir fuerzas más altas producidas al morder y masticar alimentos que eran difíciles o mecánicamente difíciles de procesar con sus mandíbulas y dientes, como los tubérculos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo