Insólito

Jueza autoriza adopción de niña a mujer fallecida en Argentina

En un caso sin precedentes, una jueza argentina concedió la adopción de una niña de 10 años a una mujer fallecida en 2016, quien la cuidó durante más de seis años

Por  El Debate

En un caso sin precedentes, una jueza argentina concedió la adopción de una niña de 10 años a una mujer fallecida en 2016, quien la cuidó durante más de seis años.(Imagen temática: Pixabay)

En un caso sin precedentes, una jueza argentina concedió la adopción de una niña de 10 años a una mujer fallecida en 2016, quien la cuidó durante más de seis años. | Imagen temática: Pixabay

Rosario.- En una situación sin precedentes para Argentina, una jueza autorizó la adopción de una niña de 10 años de edad por una mujer soltera que murió antes de que los trámites de adopción finalizaran.

El insólito suceso se dio en la ciudad de Rosario, donde la Jueza de Familia Valeria Vittori concedió a Laura, una mujer soltera madre de una hija biológica, fallecida inesperedamente en 2016, la adopción de una pequeña de 10 años a la que cuidaba desde má de seis años atrás, de acuerdo al medio Rosario Nuestro.

La menor, nacida en la ciudad de Oberá, en la provincia de Misiones, había sido recibida por Laura y su hija en diciembre 2009 en guardia provisoria, momento desde el cual convivieron como una familia feliz durante siete años, hasta que la mujer obtuvo en marzo de 2016 la guarda preadoptiva, el trámite previo para conseguir la adopción definitiva.

"Se hizo todo un trabajo interdisciplinario con psicólogos y trabajadores sociales, fundamental fue la escucha de la niña y como ella se expresa en torno a esta madre, con lo cual no tengo la menor duda que es la mejor respuesta que se puede dar; otorgar la adopción plena a quien cumplió ese rol materno", detalló la jueza.

La mujer cuidó de la niña desde hace más de seis años, forjando un sólido vínculo amoroso entre ambas. Foto temática: Pixabay

Todo indicaba que a Laura le sería concedida la adopción de la pequeña, sin embargo, falleció de forma inesperada en septiembre de 2016, sin poder ver conclusos los trámites esperados.

La jueza determinó en el fallo que la niña "vio frustrada la posibilidad de obtener la adopción de la persona que por más de seis años la cuidó, veló por su bienestar y le brindó amor incondicional", por lo que ameritaba "una respuesta jurisdiccional que reconozca sus derechos a ser oída, su derecho a la identidad, su derecho hereditario y su derecho a vivir en familia".

Por ello, Vittori decidió conceder la adopción de la menor a la mujer fallecida, convirtiéndose en la primera "adopción post-mortem monoparental" de la que se tiene registro en el país sudamericano. Se trata de una situación que ni siquiera está prevista en el Código Civil y Comercial argentino. 

Actualmente, la niña vive en compañía de su hermana adoptiva, quien esstá próxima a cumplir la mayoría de edad, en la misma casa que habitaban junto a Laura, asistidas por un programa llamado Familias Abiertas, mediante el cual se les proporciona acompañamiento personalizado a ambas. Es probable que, una vez que sea mayor de edad, la hermana tome la tutela de la menor.

Con información de Rosario Nuestro.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo