La Romería

Esta tradición se remonta a los antiguos judíos, quienes hacían recorridos por veredas para llegar al tabernáculo, espacio donde se encontraba el arca del testamento. En los primeros siglos del cristianismo, los fieles peregrinaban grandes distancias para visitar las tumbas de los mártires en Tierra Santa, de ahí que la palabra romería refiera a “peregrinación”; se deriva del latín romaeus o romero que significa “romano”, nombre que en el Imperio de Oriente designaban a los occidentales que lo cruzaban en dichas peregrinaciones.