Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Acuicultores toman medidas contra la mortandad temprana

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa. Los acuicultores pusieron en marcha una serie de medidas preventiva para evitar, hasta lo más posible, un nuevo brote del Síndrome de la Mortandad Temprana, ya que con la llegada del mes de abril los preparativos de siembra en las granjas camaroneras terminaron por reactivarse en la zona norte del estado.

Y es que la enfermedad propició que el año pasado la producción del crustáceo cayera hasta en un 80 por ciento, con el consecuente impacto negativo en la economía de las diferentes granjas acuícolas, pues casi en su mayoría presentaron un quebranto económico que todavía no terminan de superar.

Las medidas preventivas adoptadas este año van desde el uso de variedades de camarón mejoradas, el filtrado total del agua que se empleará, el uso de bactericidas biológicos y de alimento especializado para las larvas que se reproducen en maternidades, entre otros.

Sin embargo, los especialistas desconocen el futuro que tendrá la producción del presente año, debido a que esto nadie lo puede predecir, dado que se trata de una enfermedad que tiene un comportamiento totalmente impredecible dado que incluso no se ha logrado desterrar en los países donde inicialmente se detectó, y los acuicultores han tenido que aprender a convivir con ésta.

>Origen de la enfermedad. El síndrome, que provoca mortalidad masiva hasta del ciento por ciento de los crustáceos, tuvo su origen en granjas camaroneras del sur de China y posteriormente se diseminó a Vietnam, Malasia y Tailandia.

Esta enfermedad se manifiesta entre los primeros 20 o 30 días a partir de la siembra del crustáceo y afecta particularmente a las especies tigre y blanco.

Hasta el momento no se conoce la causa primaria de la enfermedad, por lo que se considera como "idiopática" (causa desconocida), pudiendo ser de origen infeccioso (virus o bacterias) o tóxico, debido a esto su diagnóstico suele realizarse de manera presuntiva a nivel de hallazgos en el estanque y de manera confirmatoria a partir del estudio histopatológico en camarones afectados de manera individual.

>Signos clínicos en camarones enfermos. El camarón enfermo presenta un nado errático (en espiral), crecimiento reducido, coloración pálida o blanquecina de hepatopáncreas debido a la pérdida de pigmentación en el tejido conectivo de la cápsula del órgano, tamaño del hepatopáncreas visiblemente reducido, textura blanda del exoesqueleto.

Otra de la sintomatología que pueden presentar es intestino con presencia entrecortada de alimento o sin alimento, manchas o rayas oscuras en el hepatopáncreas que se pueden observar a simple vista y en otros casos camarones que se van al fondo del estanque.

>Las medidas preventivas. Jorge Luis Castro Castro, biólogo de la empresa acuícola 11 de Diciembre, explica que entre las medidas preventivas que se están implementando para evitar en lo más posible la aparición de la enfermedad sobresalen, principalmente, la selección de una larva de mucho mejor calidad, el monitoreo total de la calidad del agua y el mejoramiento de la alimentación de la larva mediante un alimento de alto contenido proteico.

El buen manejo del agua se logra a través de diferentes acciones de filtrado, inicialmente con ciolita, después con arena sílica y, posteriormente, cpm el uso de filtros con cartuchos a 10 micras.

El agua se clorifica en los resorvorios a 20 ppm (partes por millón) con cloro al 65 por ciento, el agua vuelve filtrarse y se pasa por cartuchos de 10 micras y posteriormente se pasa por filtros UV y al terminado de la pila se le pone una bolsa grap de 5 micras, lo que permite impedir el ingreso de agentes extraños.

Precisó que mediante la mejor alimentación de la larva se garantiza su mejor desarrollo, además de que constantemente se miden los parámetros fisicoquímicos, del agua, como: el PH, temperatura, oxígeno, salinidad, gas amonia, nitritos y nitratos, los cuales buscan mantenerse siempre en los niveles óptimos.

En tanto que en el manejo de las estanquerías se está desinfectando el agua, además de que se usarán probióticos y fertilizantes orgánicos, ya que ya no se utilizarán los químicos.

>Hay que convivir con la enfermedad. Por su parte, Diego Ayón López, biólogo de la granja Acuícola Santa Rita, dijo que están conscientes de que lo que tienen que hacer es aprender a convivir con la enfermedad.

Manifestó que se está impulsando una nueva cultura de manejo en las granjas tendientes a generar mejores condiciones para el desarrollo del crustáceo y para disminuir el riesgo de las enfermedades.