Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Agobia deudas a jubilados del Ingenio Mochis

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa. Desde hace siete meses los 500 jubilados y pensionados han adquirido deudas y han pasado a ser una carga para sus familiares, quienes les han tendido la mano para no permitir que enfrenten hambre.

Los integrantes de la sección12 de azucareros continúan en su lucha para que la factoría les pague los adeudos, que mantienen desde hace siete meses.

Desde ese tiempo a la fecha decenas de extrabajadores de la factoría acuden todos los días a las instalaciones del Sindicato Azucarero sección 12 de esta localidad, con la esperanza de que sus líderes les den la noticia de que se les liquidará el adeudo.

En los últimos días, el termómetro ha ido a la baja; sin embargo, ese no ha sido motivo para que los adultos mayores adheridos a ese gremio dejen de acudir para que se les notifique la fecha en la que se les pagarán los 7 meses que se les adeudan.

La mayoría de los extrabajadores rebasan los 60 años, algunos de ellos muestran cansancio, al recinto llegan a paso lento y con el rostro desencajado por la preocupación de no recibir el pago que la factoría les mantiene.

A pesar de que los jubilados y pensionados se sienten abandonados, prácticamente ninguno se atreve a expresar su inconformidad públicamente por el temor de que la compañía azucarera tome represalias en su contra.

La mayoría de los inconformes maldice y reprueba el actuar tanto de las autoridades como de los empresarios de la factoría, debido a que no han dado muestras de voluntad de solucionar el problema.

No solamente los extrabajadores enfrentan ese problema, sino que ellos se suman los mil 200 ejidatarios y los casi 80 trabajadores de confianza, de los primeros un 10 por ciento decidió interponer demandas, el resto está en espera de que los empresarios paguen por su trabajo realizado a la factoría.

>Temor a hablar. La mayoría de los afectados prefieren permanecer callados cuando son cuestionados de forma directa sobre el tema; sin embargo, se esconden en el anonimato y gritan palabras llenas de coraje, con las que maldicen a los empresarios.

Entre los afectados se encuentra, José Medina Galaviz, quien por 42 años trabajó para la factoría.

El afectado, en tono molesto lamentó que la mayoría de los extrabajadores no tuvieran el valor de decir las cosas, de señalar y exigir lo que por derecho les corresponde.

"No se por qué tienen miedo a hablar, si su temor es que no les pague, eso es lo que están haciendo", asentó.

Medina Galaviz, exhortó a sus compañeros para que se atrevan a manifestar su inconformidad ya que el hecho que no les paguen es un abuso por parte de los empresarios.

"No tenemos esperanza de que nos paguen, si los empresarios tuvieran la intención de hacerlo, por lo menos ya hubieran otorgado algún adelanto", puntualizó.

El afectado comentó que la mayoría de los extrabajadores trabajaron entre 40 y 45 años para la fábrica de azúcar.

"Actualmente tenemos entre 60 y 70 años de edad, muchos enfrentan deudas y no pueden pagarlas", señaló.