Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Autoridades aplicarán la cero tolerancia en el alcoholímetro

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Una política de cero tolerancia será aplicada en el operativo alcholímetro de acuerdo con lo expresado por las autoridades municipales al presentar la segunda etapa del programa de Orden y Respeto.

El secretario del Ayuntamiento de Ahome, Álvaro Ruelas Echave y el titular de la Jefatura de Vialidad, José Ramón Cervantes Fierro, dieron a conocer las nuevas disposiciones entre las que destacan que ya no habrá llamados de atención, sino infracciones ya directas para quienes no acaten el reglamento.

Para no acarrear una multa será necesario que el alcoholímetro marque menos de una centésima (0.01) de grados de alcohol en la sangre. Es decir, que salga completamente en cero.

"Para que la ciudadanía sepa, si es una centésima que te sale, o sea que no salga te salga cero, ya es aliento alcohólico y se aplicará multa, pero a partir de una décima (0.10) de alcohol que detecte el alcoholímetro, ya es necesario que se te retire el vehículo", explicó Ruelas Echave.

Agregó que esta iniciativa va encaminada a promover la cultura de no conducir cuando se consumen bebidas embriagantes.

Además, habrá una especial atención en las zonas de estacionamientos exclusivos para personas discapacitadas, pues es donde más problemas han encontrado.

De hecho, para distinguir a los automóviles que si lo requieren, el Ayuntamiento ofrece la facilidad de obtener una calcomanía que se coloque en su unidad y que puede ser adquirida de manera gratuita en las oficinas de Tránsito Municipal, o bien, en las de Participación Ciudadana en el Palacio Municipal previo chequeo médico de parte de un doctor que estará disponible en el lugar.

Entre otras de las cuestiones que se tomarán en cuenta para multar a los ciudadanos se encuentra que el automóvil no cuente con un polarizado superior al 75 por ciento de sus cristales, que quienes conduzcan no lleven bultos en los brazos, que los conductores no manejen y hablen por teléfono al mismo tiempo y que lleven correctamente puesto el cinturón de seguridad tanto el conductor como los pasajeros de la unidad.