Los Mochis

Beneficios económicos por 50 años para Sinaloa: Proman

Se invertirán 1.2 billones de dólares en un lapso de diez años en la operación de una planta de fertilizantes con capital de inversión alemán

Por  Itzé Coronel Salomón

Proman es la firma que  desarrolla  la planta de Topolobampo. Este es el primer proyecto de inversión en México que realizan a través de su filial mexicana GPO Gas y Petroquímica de Occidente.(Foto: El Debate)

Proman es la firma que desarrolla la planta de Topolobampo. Este es el primer proyecto de inversión en México que realizan a través de su filial mexicana GPO Gas y Petroquímica de Occidente. | Foto: El Debate

Sinaloa.- David Cassidy, director ejecutivo de Proman, empresa de origen suizo-alemán que busca realizar una multimillonaria inversión en Sinaloa para instalar una planta de fertilizantes, dijo en entrevista especial para EL DEBATE que aquí encontraron una locación estratégica que resultó ser el lugar perfecto.

 Mencionó que este es el primer proyecto que desarrollarían en México, pero que están esperanzados en que pueda dar la pauta a otras inversiones.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El empresario compartió que ha estado en México por algunos días y se ha reunido con las partes interesadas en el proyecto, con algunas cámaras como Codesin y con el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Señaló que el mandatario estatal estaba muy bien informado acerca de la planta y le dio la oportunidad de expresar su propia perspectiva. Cassidy señaló que estuvieron discutiendo los impactos positivos, ya que aunque se trata de una gran inversión, no es eso lo más importante, sino su impacto a largo plazo y el compromiso que tienen con el área.

Sostiene que una de las cosas que estarán haciendo es mejorar la condición de la bahía de Topolobampo —donde se desarrollará la obra—, la cual sufre de contaminación, por lo que pretenden invertir millones de dólares para tratar de limpiarla y con ello facilitar también el trabajo de los pescadores.

Aseguró que están trabajando con la comunidad pesquera para establecer una comercializadora en la que todos los pescadores puedan acceder a los mercados internacionales y poner en marcha centros de entrenamiento. 

Cassidy comentó que estos proyectos suelen tomar bastante tiempo para desarrollarse en cualquier parte del mundo, así que, aunque siete años ha sido mucho tiempo, aún están muy comprometidos y quieren desarrollarlo.

Señaló que el tiempo se ha alargado debido a que han hecho más de una vez los estudios ambientales para asegurarse de que todos estén confiados y cómodos. 

¿Por qué está interesado en desarrollar un proyecto petroquímico en Sinaloa y, específicamente, en Topolobampo? 

Vinimos hace muchos años a visitar México para buscar inversiones generales y, desde una perspectiva petroquímica, como todos los demás, asumimos que necesitábamos buscar en la costa este de México, por el Golfo de México, y en el momento estábamos desarrollando un proyecto en Estados Unidos, y fue durante esa visita que alguien nos habló del proyecto de la CFE de construir gasoductos en Topolobampo, y resulta que en la costa este de México es donde está la agricultura, es una puerta de acceso a Sudamérica, a California y al mercado asiático, así que fue un muy feliz accidente que pudiéramos encontrarlo y tuvieran un puerto natural. 

¿Esto permitirá mejores precios para la agricultura, ya que la planta estará en México?

Sí, por el momento el producto es importado de todas partes del mundo y existe ineficiencia en las entregas, así que tener la planta aquí sería más barato. Nosotros estaremos proveyendo el producto aquí y nadie añadirá ganancias por el proceso de envío para traerlo a México.

Hemos escuchado historias de los agricultores que esperan en Topolobampo con sus camiones y esperan a que a la terminal se le acabe el amoniaco para volver en dos semanas por más.

Nosotros estaremos produciendo amoniaco todos los días, así que podrán obtener la cantidad que deseen, no se trata solo del precio, sino de la seguridad del suministro. 

¿Puede hablarnos más sobre la compañía?

Proman es un productor petroquímico, construimos los proyectos, los desarrollamos, también todo lo relativo a la construcción y planeación de operaciones y mantenimiento. Nos involucramos específicamente en la conversión de gas natural a otros productos. Nuestro producto principal es el metanol.

Somos el productor número dos de metanol en el mundo, y para dar un poco de contexto, después del petróleo, el metanol es el segundo líquido más comercializado en el mundo, así que es un gran producto y somos un gran jugador en ese mercado. Pero también manufacturamos fertilizantes.

Tenemos tres plantas de amoniaco ya en operación por todo el mundo. Entre todo nos hace estar entre los diez primeros productores de fertilizantes, así que tenemos mucha experiencia en esta industria.

¿Cuáles serán los principales beneficios del proyecto para Sinaloa?

Formar una compañía mexicana. Aunque somos inversores extranjeros, será una compañía mexicana. No venimos aquí por una noche, venimos para siempre. Esta planta estará proveyendo oportunidades y beneficios económicos por los próximos cincuenta años, y nosotros, por lo tanto, queremos unirnos a la comunidad local e integrarnos.

Durante la fase de construcción se estarán creando dos mil empleos directamente, pero los beneficios económicos son cuatro o cinco veces más, así que es una tarea enorme, pero que continúa después de la fase de construcción. Queremos que la gente sepa que estamos invirtiendo aquí por mucho tiempo, para siempre, no por uno o dos años. 

¿Qué clase de trabajos ofrecerán? 

Por supuesto, tenemos ofertas de trabajo. Es una compañía que tiene todas las funciones normales de administración de un negocio, contaduría, legal y administración, y también la planta tendrá ingenieros operadores altamente calificados, ingenieros con diferentes habilidades, ingenieros químicos, ingenieros de procesos, y en la construcción por supuesto tendremos obreros.

Tenemos la intención de montar una escuela de entrenamiento para soldadores, para que las personas puedan aprender cómo realizar soldadura de alta calidad en estas instalaciones complicadas y, por supuesto, supervisión y manejo de los trabajadores. 

¿Cómo planean lidiar con el daño ambiental preexistente en la bahía, el cual han mencionado anteriormente?, ¿generarán algún tipo de contaminación?

La planta no crea ningún tipo de aguas residuales por sí misma, lo cual es un malentendido para muchas personas. Nuestros estándares de construcción no lo permiten, y no soy solo yo quien lo dice, es un hecho de ingeniería tecnológica y ha sido verificado no por nosotros, sino por gente independiente, y esas personas han sido contratadas por los bancos que lo financian, porque ellos también están tratando de cumplir con estándares internacionales.

Queremos mejorar la situación de los alrededores, y eso implica asegurarnos, entre otras cosas, que los manglares están creciendo y poner correctamente los parches del drenaje; también contamos con filtros para mejorar el agua que entra a la bahía. 

¿Existe un malentendido por parte de los pueblos originarios y las comunidades que viven cerca de la planta? 

Eso probablemente sea nuestra culpa: le dijimos todos los hechos, y asumimos que eso era suficiente, pero por supuesto que necesitamos decirlo una y otra vez. Una de las cosas que hicimos fue invitar a algunos miembros de la comunidad local y los llevamos a Trinidad, donde tenemos operaciones significativas, es un complejo petroquímico inmenso, 22 edificios, y ahí también tienen manglares y también están pescando junto a nuestras plantas.

Las personas viven a 50 metros de la planta, mientras que en Topolobampo la planta está a más de un kilómetro de la población. Los visitantes se quedaron impresionados en una manera positiva y se dieron cuenta que decíamos la verdad y entendieron cómo operaban las plantas: no se huele nada, no se ve nada, y los pescadores están haciendo una muy buena vida en Trinidad, justo al lado de las plantas, para lo cual el agua debe estar en buenas condiciones, así que sí, creo que existe un malentendido. 

¿Cuál es la situación legal actual del proyecto?

El principal hito que tenemos por delante es el cierre financiero con la comunidad bancaria porque también estamos pidiendo prestado algo del dinero de bancos internacionales. También tenemos un amparo abierto, pero hemos presentado todos los hechos para responderlo, y estamos muy confiados que en la base legal en que hemos sido desafiados no es correctamente apegada a los hechos y que podemos probar que todo se ha hecho con propiedad.

No estamos creciendo económicamente en México, ¿cómo se sienten con la economía nacional y los cambios políticos?

Bueno, México tiene una democracia estable y la economía tiene altas y bajas. Nos sentimos muy cómodos en invertir aquí y muy felices. Del crecimiento que hablas, eso está pasando en todas partes del mundo.

De hecho, nuestro proyecto traerá un gran crecimiento económico y estimulación para la economía mexicana. Si es que está un poco lenta por el momento, creemos que nuestro proyecto puede ayudar.

Cronología

2012.- Desde enero del 2012, la empresa Gas y Petroquímica de Occidente, filial de la empresa suizo-alemana Proman, se interesó en la producción de fertilizantes en México, pensando en el mercado del noroeste del país, EUA y Asia.

Octubre del 2018.- El Gobierno se pronuncia a favor de la obra después de que se suspendiera ante el juicio de amparo promovido por el Consejo Indígena Yoremes Mayos contra la Semarnat por no consultarlos y resolver en materia de impacto ambiental.

2020.- La empresa asegura contar con todos los permisos requeridos por el Gobierno federal y local, por lo cual proyectan comenzar la construcción de la planta el próximo año, en espera de que se resuelva un amparo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo