Los Mochis

Caballo muerde a niño y le arranca cuero cabelludo

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Bonita Haro bonita.haro@debate.com.mx@bonnaharo

LosMochis, Sinaloa.- La inocencia de un niño de tan sólo 5 años puso en riesgo su vida al acercarse a alimentar a un caballo en el ejido 20 de Noviembre, donde radica, cuando el equino mordió parte de su cabeza y arrancó la mitad de su cuero cabelludo. El pequeño Luis Alfredo Valenzuela Beltrán se encuentra internado en el Hospital General de Los Mochis desde el pasado lunes, cuando ocurrió el accidente, a la espera de que le traten la enorme herida que dejó la mordida del animal.

El accidente. Su tía, Mayra Beltrán Pérez relató que ese día el niño, a pesar de las advertencias de su madre, no obedeció y se acercó a darle comida al caballo.

"Al tiempo que el niño se agacha a dejarle la comida, el caballo lo pesca; yo escuché al niño que empezó a gritar, y miré que lo traía del hocico para arriba y para abajo. Corrí y le grité a mi familia, que también corrió, y el caballo lo seguía sacudiendo y arrastrando en el suelo, hasta que lo jondeó", lamentó.

La testigo señaló que el niño dio vueltas hasta que se salió del corral, y fue cuando su madre y demás familia lo subieron inmediatamente al carro y lo trasladaron al Hospital General de Los Mochis, en donde esperan que le hagan una cirugía a la brevedad posible.

Atención. Sin embargo, hasta el momento, en el nosocomio sólo le han calmado el dolor y le han realizado lavados, que le cuestan 300 cada tercer día, y dicen que esperarán 3 o 4 meses para ponerle un injerto. "Nosotros traíamos el cuero cabelludo del niño, porque pensábamos que se lo iban a poner, pero nos dijeron que no se iba a ocupar por los microbios del caballo, y lo tiraron", reconoció.

Mientras tanto, la Fundación Shriners de Sinaloa está haciendo gestiones para tratar de llevarse al menor al hospital en Sacramento. Pero esto aún no es seguro, debido a que la fundación sólo atiende niños quemados y con problemas ortopédicos.

>

El menor afectado expresó que ya quiere salir del hospital y regresar a su hogar, a jugar con sus primos y amigos. Si quieres apoyar a Luisito con sus gastos, puedes comunicarte a los teléfonos 668-480-35-40 y 668-125-20-37, ya que sus padres son de escasos recursos, pues trabajan como jornaleros.