Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Cientos reclaman medicinas en el Issste

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Bonita Haro @bonnaharo

1/2
Filas en la farmacia del ISSSTE  2

Filas en la farmacia del ISSSTE 2

Filas en la farmacia del ISSSTE  3

Filas en la farmacia del ISSSTE 3

Los Mochis, Sinaloa.- Cientos de derechohabientes al Issste se aglomeraron enfurecidos en las instalaciones de la institución para pedir los medicamentos que les faltaron de entregar por falta de abasto, la última vez que acudieron a consulta.

Muchos de ellos, desde las 04:00 horas llegaron a la clínica a formarse en la fila para ser los primeros en atender. Sin embargo, fue hasta después de las 08:00 horas cuando abrieron la farmacia. Sin embargo, hicieron fila casi hasta mediodía, cuando a la mayoría les fueron notificando que se habían acabado los medicamentos que más solicitaban.

"Es un abuso que nos tengan así. Yo llegué desde las 06:00 horas y ya había un colón hasta la calle. Tengo que usar bastón, y aún así hice casi 3 horas de fila, hasta que me empecé a sentir mal y le dije a la de farmacia, y aún así batallé para que me atendieran", lamentó Estrella Torres.

Ni los adultos mayores se salvaron.

A pesar de que formaron una fila exclusivamente para adultos mayores, no hubo mucha diferencia en el tiempo que estuvieron parados, con respecto a la fila normal.

"Las personas adultas mayores de 60, 65, y hasta de 80 años, sufriendo a consecuencia de las malas estrategias de solución. Y qué ocurre, después le dicen: no hay medicamento", expresó Teódulo López, jubilado.

Por su parte, Juan José Romero dio a conocer su molestia con el servicio de la institución, donde resaltó la falta de baños funcionales para los derechohabientes.

Por otro lado, el pensionado de la institución, Ignacio Vallejo se quejó del mal trato para los adultos mayores y de las personas que acudieron temprano por su medicamento, soportando los intensos rayos de sol, ya que la fila llegaba hasta la calle.

"Hay preferencias. Yo llegué desde las 7 de la mañana, y hay gente que ya pasó y llegó después de las 9. Se meten y los adultos mayores ahí estamos esperando", acusó.

Sin medicamento.

Las horas transcurrieron, y la fila nunca disminuía, ya que la gente seguía llegando, sin desistir a su espera, pues temían que se volvieran a terminar las medicinas, iniciando otra larga espera para que fueran surtidas.

Pero conforme iban llegando a la ventanilla de farmacia, a la mayoría les regresaron la receta, con el aviso de que ya no había.