Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Colosio de cerca, dos días antes de su asesinato

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Para el señor Roberto Balderrama Gómez, en ese entonces Secretario de Turismo del Estado la muerte del candidato por el PRI a la presidencia Luis Donaldo Colosio Murrieta fue algo inesperado, increíble y conmocionante, como lo fue para la nación, ya que tuvo la oportunidad de platicar con el licenciado a dos días de su muerte en Lomas Taurinas, Tijuana.

El 21 de marzo de 1994 Balderrama fue convocado a una reunión de corte político-social que encabezaría el candidato en la ciudad de Culiacán.

En ésta reunión pudo notar el carácter simpático de Colosio, a quien describió como una persona joven, que tenía una expresión de risa y daba confianza para hablar con él.

"Era muy atento, le ponía atención al que estaba hablando, empecé a platicar con él y noté que nunca me dejó de ver; muchas veces los políticos se distraen en otras cosas pero así como lo ven en la fotografía, así permaneció atento a lo que le dije", comentó.

Balderrama Gómez le habló sobre el interés de un grupo de empresarios de hacer un proyecto turístico en Magdalena de Kino, Sonora, lugar de origen de Luis Donaldo, quien se mostró interesado y prometió que al ir a Los Mochis como parte de su gira de campaña, hablarían más a fondo sobre el tema, "voy a regresar de Navojoa y voy a Los Mochis, ahí quiero hablar contigo", le dijo.

Dos cosas llamaron mucho la atención del ahora empresario hotelero; "algunos muchachos que venían acompañándolo decían que tenían algunas complicaciones con la campaña. Ernesto Zedillo era el jefe de campaña y decían que no se acomodaban a la forma de dirigir de Zedillo. Uno de ellos dijo: (acabo de recibir la noticia, Zedillo renunció a ser jefe de campaña). Esto les encantó a muchos de ellos", contó.

Además, antes de la reunión Colosio salió a correr al malecón pues era un hombre de buena condición física, pero lo hizo solo, sin que ningún guardaespaldas lo acompañase.

"Ellos estaban muy preocupados, sin "guaruras" ni vigilantes ni nadie se fue a correr. Ellos lo cuidaban mucho y no tenía un séquito de seguridad muy estricto que digamos", detalló.

Según la versión de muchos medios, así lo hizo al terminar su discurso en la colonia Lomas Taurinas el 23 de marzo de 1994.

El candidato bajó del templete para saludar a la multitud sin llevar tras de sí personal de seguridad.

"Cuando me dieron la noticia no lo podía creer, había una conmoción igual en todo el país, era una etapa política muy difícil y el presidente (Salinas de Gortári) eligió a Zedillo porque era un hombre ordenado que sabía de números", observó Balderrama Gómez.

Comentó que su muerte era una cosa muy seria, como el asesinato de grandes personajes en la política, como la de Madero, la de Obregón y en EUA la de Kennedy.

"Son personajes que influyen en el destino de un país, él estaba destinado a mejorar muchas cosas, quizá afectaría intereses por su forma de pensar, esa es mi apreciación personal", concluyó.

Mañana no te pierdas