Los Mochis

Cuatro jóvenes culminan Verano Científico en IMCA

Lo realizaron a través del Programa Interinstitucional para el Fortalecimiento de la Investigación y el Posgrado del Pacífico (Delfín) 

Por  Marisela Jolie

Tuvieron la oportunidad de realizar una estancia de investigación científica.(EL DEBATE)

Tuvieron la oportunidad de realizar una estancia de investigación científica. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Cuatro jóvenes universitarios de diferentes estados del país realizaron su Verano Científico 2019 en proyectos de Impulsora de la Cultura y de las Artes, IAP, a través del Programa Interinstitucional para el Fortalecimiento de la Investigación y el Posgrado del Pacífico (Delfín). 

Por segundo año consecutivo, estudiantes de nivel profesional tuvieron la oportunidad de realizar una estancia de investigación científica en los proyectos de IMCA en el  Centro de Innovación y Educación (CIE), Trapiche Museo Interactivo y Teatro Ingenio de la Ciudad de Los Mochis.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Proyectos

Alejandra Valdez, estudiante de Ciencias de la Educación en la Universidad Autónoma de Nayarit, realizó un análisis de los procesos educativos que se propician a través de las exhibiciones de Trapiche Museo Interactivo.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

“Vimos el impacto que tiene Trapiche en los niños y en los visitantes y es muy importante que interactúen con las exhibiciones porque enriquece en lo educativo, en lo científico y en lo tecnológico. El objetivo es que tenga más alcance. En las encuestas vimos que venía gente de Jalisco, Chihuahua, Sonora, Nayarit, Perú y Estados Unidos”.

Fernanda Villanueva, estudiante de Psicología de la Universidad de Guadalajara, estuvo trabajando el taller Club de Emociones con niños de 4 a 6 años en CIE y en diferentes comunidades. Analizó el impacto del taller en las competencias emocionales de los niños antes y después del curso.

“Trabajamos con 42 niños a través de actividades lúdicas utilizando ciertos materiales para el desarrollo de habilidades emocionales, se tomaron tres factores clave: autoconocimiento, autocontrol y habilidades sociales. Exploraron ciertas emociones, las identificaron y convivieron entre ellos. El resultado arrojó que existe una efectividad en la implementación de este curso taller”.

Carlos Mendoza, licenciado en Música de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, se encargó del Taller de Arte enseñando música aplicando la Metodología Dalcroze, que utiliza el ritmo como base para la enseñanza y sensibilización, desarrollando la coordinación motriz rítmica, con ejercicios que requieren la coordinación grupal, estimulan la creatividad y el contacto con las emociones internas a través de la improvisación.

“La permanencia de los niños en talleres de arte ayuda a evitar la deserción escolar; los niños aprendieron a coordinar su cuerpo mediante la música, la enseñanza de las notas y el dibujo. Logramos enfocar la concentración a través del aprendizaje de las figuras rítmicas. La mejor manera de darle enseñanza a los niños y que se vayan con un aprendizaje significativo es a través del juego. Al mantenerse ocupados en alguna disciplina evitan malas conductas”.

Jorge Lugo, estudiante de Medicina en la Universidad Autónoma de Sinaloa, realizó un estudio estadístico sobre la incidencia de síntomas de depresión, ansiedad y estrés en alumnos de medicina. El tema de salud mental en alumnos de medicina ha sido descuidado a nivel nacional, llevando a casos de suicidio o intento de suicidio.

“De las facultades de Medicina de la UAS de Los Mochis y Mazatlán encuestadas, el 48.58% de la población total de 70 estudiantes no cursa con signos y síntomas necesarios para diagnosticar que tienen depresión. El 15.72% cursa con depresión leve, 15.28% con depresión moderada; 11.42% depresión severa y el 10% con depresión extremadamente severa”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo