Los Mochis

Desde Los Mochis, Sinaloa, Ramón cumple una manda de amor

Desde hace 8 años, Ramón López recorre la carretera Los Mochis-San Blas para agradecer por la vida de su hijo

Por  Blanca Robles

Desde Los Mochis, Ramón cumple una manda de amor(Foto: Rey Esquer/ EL DEBATE)

Desde Los Mochis, Ramón cumple una manda de amor | Foto: Rey Esquer/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Fiel creyente de que los milagros existen y de que Dios le concedió uno de los más grandes anhelos de su alma hace ocho años, Ramón López cumplió ayer con una manda que prometió en ese momento y que llevará a cabo, asegura, mientras cuente con la fuerza física necesaria para realizarla.

Así, en lo que se ha convertido en un ritual anual, el vecino de la colonia Tabachines 2 de la ciudad de Los Mochis se colocó ayer temprano la túnica blanca con un listón azul cielo sujetado a su cintura, su manta verde, un medallón al pecho con la imagen de Jesús, unos sencillos huaraches, tomó la maza o garrote y emprendió su caminar rumbo al ejido Campo 4, en el municipio de El Fuerte, donde en el 2012 sucedió una tragedia que enlutó a cuatro familias.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Tragedia. Aquel 10 de septiembre del 2012, la portada de EL DEBATE de Los Mochis anunciaba con pesar el fuerte accidente de un día antes, que enlutó a los ahomenses.

Tristeza y dolor 

Aquel día, recuerda el comerciante, su hijo y un grupo de jóvenes sufrieron un fuerte accidente luego de salir de un balneario en el ejido Vinaterías, en donde habían gozado de horas de esparcimiento.

La tarde del 9 de septiembre de ese año todo era disfrute y descanso al momento de retornar a sus hogares; sin embargo, de acuerdo con información contenida en la hemeroteca del periódico EL DEBATE, en un abrir y cerrar de ojos el panorama se tornó negro. Rostros que hasta hacía unos segundos sonreían y se mostraban plenos, felices, yacían en el pavimento o entre las ramas, unos quejándose de dolor y otros, dos, ya fallecidos por el impacto del golpe. Al pasar de los días perderían la vida dos más de los lesionados.

“Los milagros existen y nosotros no decidimos, solo dios padre, y después de él yo confío en mi santo patrono para que interceda por nosotros”, expresa Ramón. Foto: Rey Esquer/ EL DEBATE

La razón del accidente: dos de las unidades en las que se trasladaban chocaron por alcance entre sí en la carretera Los Mochis-San Blas, entre el ejido 5 de Mayo y el Campo 4. Incluso, una de ellas acabó volcada entre las matas.

El dolor nublaba la vista de los que fueron testigos de tan grande tragedia. Los que pudieron, hablaron a los cuerpos de rescate para que atendieran a los lesionados.

Entre ellos iba el hijo del caminante que cumple una manda, quien con todo su ser, con cada poro de su cuerpo y cada milímetro de su piel pidió por su salvación, y él prometía a cambio vestirse como el santo de las causas perdidas cada 9 de septiembre.

Dato. El día de su santo, 28 de octubre, camina a la capilla de San Judas Tadeo a la entrada a Paredones, por la carretera Los Mochis-Topo. Foto: Rey Esquer/ EL DEBATE

Así sucedió. Ramón cuenta que por eso su vestimenta de ayer, cuando se cumplieron exactamente ocho años del accidente. Cada año en esta fecha sale de su casa, en la colonia Tabachines 2, y llega al lugar preciso del percance para luego iniciar el camino de regreso.

Aunque su familia se ha ofrecido a acompañarlo, prefiere hacerlo solo, pues asegura que también le sirve como válvula de escape a la tensión que vivió en esos momentos. Foto: Rey Esquer/ EL DEBATE

Esta manda, agrega, la lleva a cabo para agradecer por la vida de los jóvenes que lograron salvarse, pero también esperando que la fe de cada familia que perdió a su hijo les ayude a recuperarse, a sobrellevar la irreparable pérdida de su ser querido.

Dolor. La escena era dantesca: jóvenes que salieron volando de las unidades clamaban por ayuda. Dos más, a cerca de 30 metros de distancia, ya habían fallecido a causa del impacto.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo