Los Mochis

"Desde niña vi hacer repostería en mi casa": señora Padilla

UN DÍA EN LA VIDA DE...
Avatar del

Por: Bonita Haro @bonnaharo

Los Mochis, Sinaloa.- Se dice que el amor nace por el estómago, y para Georgina Padilla Moreno, no hay frase que describa mejor su inicio en la repostería, pues asegura que toda la vida le ha encantado comer postres de harina, como pasteles, galletas y panes.

Fue así como, junto a su hermana comenzaron a hacer pasteles en su hogar para su gusto, y luego para venderlos, y años más tarde iniciaron su propio negocio como Pastelería Padilla.

>

Su historia.

El inicio de esta tradicional pastelería fue hace más de 4 décadas en el hogar de las hermanas Padilla; sin embargo, el negocio establecido surgió en diciembre del 2000, y este año cumple 14 años de existencia.

Con 40 años en esta dulce profesión, Georgina ha deleitado el gusto de la ciudadanía que día a día solicita sus pasteles, no sólo por su sabor, sino por sus originales estilos personalizados, en planchas o en "bulto", es decir con forma tridimensional.

"Tenemos mucha demanda, por el hecho que son personalizados, y les gusta mucho el pan que hacemos nosotros, que no es harina preparada, es una receta de la abuelita, como luego dicen. La gran mayoría de las pastelerías de Los Mochis usan harinas de caja, harinas preparadas. Y eso también es algo que nos distingue a nosotros".

Georgina se graduó como contadora pública de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y nunca imaginó dedicarse a la repostería.

Pero su amor por los pasteles y la necesidad de trabajar en su hogar, una vez que se convirtió en madre de mellizos la empujaron a realizar lo que más le gusta en la vida: hacer pasteles.

Hoy en día, sus hijos trabajan junto a ella haciendo y decorando pasteles de todo tipo: tradicionales, en forma de personajes de moda como los minions, en forma de bolsas, cámaras fotográficas y cafeteras, entre otros.

Asimismo, realizan pasteles de boda, 15 años, bautizos, etcétera. Todos bajo pedido.

A pesar de los obstáculos y las dificultades que implica tener un negocio y, sobre todo, mantenerlo en el gusto de los clientes, Pastelería Padilla ha creado un vínculo muy especial con la sociedad, que los ha posicionado en un lugar muy importante en el negocio de la repostería.

Un día en la vida de Georgina.

La creadora de los originales pasteles ha dedicado su vida a la repostería, pero en su día de descanso trata de pasar el tiempo con su familia, y dedicarle su domingo a Dios.

"Es el día que debo dedicarle a Dios; voy a la iglesia, de ahí a comer con mis hijos y luego a descansar", dio a conocer.