Los Mochis

Diabetes, principal causa que lleva a la insuficiencia renal

El médico nefrólogo del Hospital General de Los Mochis indicó que los malos hábitos alimenticios provocan que un paciente llegue al tratamiento con diálisis o hemodiálisis por el gran daño al riñón

Por  Hugo Mora

Diabetes, principal causa que lleva a la insuficiencia renal(Foto temática/ Pixabay)

Diabetes, principal causa que lleva a la insuficiencia renal | Foto temática/ Pixabay

Los Mochis, Sinaloa.- El 50 por ciento de los tratamientos de hemodiálisis para tratar la insuficiencia renal son provocados por la diabetes, el resto lo compone la hipertensión con un 30 por ciento y el 20 por ciento por otras causas, indicó el médico nefrólogo del Hospital General de Los Mochis, Gustavo López Gastélum. 

Señaló que actualmente se han incrementado hasta un 15 por ciento los pacientes con enfermedades renales que tienen un daño renal de leve a severo, y esta cifra ha ido en incremento por los malos hábitos alimenticios que provocan padecimientos crónico-degenerativos en las personas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

“La diabetes y la hipertensión es el 80 por ciento de las causas de un tratamiento dialítico, ya sea diálisis o hemodiálisis, o candidato a un transplante de riñón.” 

Causas

López Gastélum informó que la mala alimentación de la sociedad mexicana, así como la renuencia de cuidarse al tener una enfermedad como la diabetes o hipertensión, provoca que el riñón se dañe aún más hasta ocasionar insuficiencia renal crónica.

“Para que un paciente diabético esté aquí en un área de diálisis o hemodiálisis es porque llevó diez años controlando mal su diabetes y esto lo llevó de forma lenta y progresiva a una insuficiencia renal crónica”.

Indicó que uno de los malos hábitos alimenticios es el alto consumo de sodio en las comidas, ya que actualmente se consume hasta tres o cuatro gramos de sal y algunas personas hasta diez gramos. Todo tiene con un alto índice de sodio, aparte que estamos en una zona que hace mucha calor y en lugar de tomar agua toman otra bebida energética con una gran cantidad de glucosa; esto va cayendo en sobrepeso, resistencia a la insulina, prediabetes, hipertensión, y daña altamente al riñón”. 

Gustavo López Gastélum, nefrólogo. Foto: EL DEBATE

Hemodiálisis

En el marco del Día Mundial del Riñón que se celebra hoy 12 de marzo, el especialista resaltó que la hemodiálisis, tratamiento sustitutivo para tratar la insuficiencia renal, consiste en realizar una parte del funcionamiento del riñón en el que al paciente se le coloca un catéter en la vena subclavia o yugular y se le conectan unas líneas gruesas que pasan a través de una máquina con un filtro que elimina el exceso de líquido y depura la sangre de las toxinas; de ahí se devuelve al paciente. Este proceso dura entre 2 a 4 horas y se realiza de 2 a 3 veces por semana dependiendo del estado médico del paciente. 

El médico nefrólogo indicó que existe una alta renuencia de los pacientes que requieren de hemodiálisis, ya que muchos lo ven como si estuvieran desahuciados.

No es así la cosa. Si el médico le dice con tiempo qué es lo que tiene que hacer y cómo lo debe hacer, al paciente le va bien”.

Hemodiálisis. Paciente del Hospital General en tratamiento con hemodiálisis. Foto: EL DEBATE

Indicó que el proceso de recuperación también depende de en qué condiciones llegue el paciente, ya que algunos llegan con diversos problemas como sobrepeso, diabetes, mala circulación o complicaciones de la propia diabetes, y es difícil el tratamiento con hemodiálisis; sin embargo, no es la muerte.

La hemodiálisis es parte del tratamiento, no es la salvación. Hay pacientes que duraron hasta 18 o 20 años en tratamiento hemodialítico, incluso hay algunos que se han transplantado y han sido padres de familia, trabajan y hacen su vida normal”.

Agregó que muchas personas no pueden costearse un tratamiento hemodialítico por falta de recursos, ya que estos cuestan aproximadamente mil 650 pesos cada uno.

Recomendaciones

Asimismo, López Gastélum recomendó a los pa-cientes cuidar su dieta alimenticia, así como evitar alimentos con gran cantidad de sodio.

“Toda la gente que viene a consulta, la mandamos a nutrición y ya no quieren venir a las consultas, no están conscientes que se pueden enfermar a futuro. Joven, niño y adulto tienen que estar en el peso ideal, una persona de 1.73 metros debe pesar 70 kilos. Hay pacientes que pesan 90 o 100 kilos, eso es un exceso de peso y eso va alterando el funcionamiento del riñón porque está tratando de eliminar las toxinas de tu peso ideal más el exceso de peso. Si son pacientes con diabetes, hipertensos o con colesterol y están consumiendo sal, dañan más el riñón”. 

Día del Riñón

Hoy se celebra el Día Riñón y en el Hospital General se realizarán diversas actividades para que los pacientes puedan atenderse oportunamente sus padecimientos. 

También se realizarán estudios de microalbuminuria y de química sanguínea para detectar a probables pacientes con insuficiencia renal. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo