Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"¿Dónde están nuestros hijos?"

TEMA DEL DIA

Los Mochis, Sinaloa.- Llegó el 14 de febrero y pensaba: siquiera lo viera. Ya viene el 10 de Mayo y pienso: ya casi está por llegar, tengo la esperanza de que esta fecha venga, se aparezca o me hable por teléfono", expresó "Doña María", la madre de un joven mochitenses desaparecido.

Ella, al igual que 516 madres de familia que tienen a algún hijo desaparecido o extraviado en Sinaloa, viven en el dolor y la incertidumbre de no saber dónde están sus hijos, qué están viviendo, qué fue de ellos.

Doña María" señala que ninguna persona puede llegar a comprender el dolor que vive una madre que tiene a un hijo desaparecido: hasta que lo vive en carne propia.

Sin rastro. A principios de febrero del año pasado, el hijo de Doña "María" le habló por teléfono a su esposo y le comentó que iría a trabajar como herrero a Guadalajara, Jalisco, por una semana.

El primer día de la llegada del joven de 35 años a Guadalajara, avisó por teléfono a una de sus hijas que había llegado bien y que esperaba a que lo llevaran al sitio donde tenía que trabajar. Esa fue la última vez que la familia escuchó su voz.

Al día siguiente, sujetos desconocidos contestaron sus llamadas y les dijeron que ya no volvieran a llamar, ni que dieran parte a las autoridades o iban a matar al joven. A pesar del miedo que sintieron al escuchar las amenazas, continuaron tratando de entablar comunicación con el mochitense.

En la última llamada que ingresó a esa línea telefónica, les contestó un joven: "no se preocupen por el "Güero", él está bien, pero no puedo decirles nada más porque me mata mi jefe". Y tras esa información, colgó. Posteriormente, intentaron marcar al número telefónico pero ya no entraron las llamadas. Al no encontrar la forma de tener contacto con el civil, la familia decide informar de lo ocurrido a Doña "María".

"Para ese entonces no me decían nada. Pero yo sentía una cosa pesada. En las noches no dormía, me sentía muy inquieta, muy desesperada y con unas ganas de llorar. Todos los días pidiéndole a Dios y a mis santos que lo protegieran, que me lo cuidaran".

La familia le habló a un médico vecino de ellos y en su presencia le dieron la mala noticia. Fue en ese momento que ella comprendió la inquietud que traía.

<a href="https://twitter.com/DBT_LosMochis" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_LosMochis</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<iframe src="http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=https://www.facebook.com/ElDebateLosMochis"

scrolling="no" frameborder="0"

style=border:none;width:450px;height:66px></iframe>