Los Mochis

Ejido Cachoana, sin agua desde hace cuatro meses

Exigen a las autoridades una solución inmediata ya que hasta el momento el recibo del agua no deja de llegar  aún sin tener el vital líquido en las llaves

Por  Hugo Mora

Los habitantes urgen a las autoridades municipales una solución a la escasez de agua.(EL DEBATE)

Los habitantes urgen a las autoridades municipales una solución a la escasez de agua. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Sin agua potable en sus llaves desde hace cuatro meses y con temperaturas que oscilan los 40 grados viven los habitantes del ejido Cachoana en el municipio de Ahome, quienes deben de comprar hasta ocho garrafones por día para poder subsistir. 

Los pobladores señalaron que aún así los empleados de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (Japama) les entregan sus recibos de pago con una cantidad de 130 pesos por vivienda y de no pagarlo le señalan que se les avisa el corte en el suministro.

Exigencias

“Nos siguen llegando los recibos y no tenemos agua desde hace cuatro meses y  aunque tenemos un tubo que viene del canal este desgraciadamente está seco y no tenemos ni para lavar la ropa ni para cocinar ni para nada y lo que logra salir del tubo es un chorrito”, señaló Reyna Cota Valdez.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Asimismo, Gloria Zamora señaló que la situación se resiente severamente, ya que los fuertes calores los obligan a comprar garrafones de agua para su uso diario, los cuales cuestan entre 20 y 30 pesos.

Sin agua. Algunos habitantes tienen pozos en sus domicilios; sin embargo, estos no se llenan por el bajo nivel de agua del canal. Foto: EL DEBATE

“Tenemos que comprar 8 garrafones por día para poder que nos alcance para bañarnos, para lavar y para tomar de ella. Es injusta la situación que estamos viviendo en la comunidad”. 

Cobros. Los pobladores señalaron que los cobros de Japama siguen llegando a sus domicilios a pesar de no tener agua. Foto: EL DEBATE

Señalaron que esta situación no se da sólo en esta comunidad, sino también en otras que dependen de la planta potabilizadora que se encuentra en San Miguel Zapotitlán, la cual, de acuerdo a Japama, está suspendida debido a problemas de bombeo de agua cruda y por el  bajo nivel del canal que suministra esta planta.