Los Mochis

El alcalde Chapman sería mi primera línea de investigación: Paúl Velázquez

El periodista asegura que propone tres líneas de investigación ante el Mecanismo de Protección y la Fiscalía General de la República tras su atentado 

Por  El Debate

Paúl Velázquez Benítez, activista mochitense.

Paúl Velázquez Benítez, activista mochitense.

Los Mochis, Sinaloa.- Tres líneas de investigación por el atentado en su contra propone el activista mochitense Paúl Velázquez Benítez ante el Mecanismo de Protección para Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas, con sede en la Ciudad de México, y será la misma propuesta que presente hoy por la tarde, por escrito, a la Fiscalía General de la República.

La primera línea de investigación, y la más importante, sugiere Velázquez Benítez, es el alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, pues se considera el principal crítico de su trayectoria política.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

“Planteo 3 líneas de mi propia investigación. La primera por supuesto que es el alcalde Manuel Guillermo Chapman Moreno, porque he sido el principal crítico de su pésima trayectoria. Siempre lo he dicho, desde que estaba en campaña, que es externo al municipio, que no tenía ni tiene capacidad ni derecho para ostentar la candidatura. Rápido saqué los temas de facturas falsas, sobreprecios; hice públicas las amenazas que hizo a la síndica procuradora, así como las denuncias públicas que he hecho ante el presidente de la República. Él está en mi primera línea de investigación. Aparte del alcalde se suman sus principales colaboradores, tales como Juan Fierro, extitular de Seguridad Pública y actual secretario del Ayuntamiento, y Ana Ayala (tesorera); ambos con antecedentes de extorsión en sus respectivas trayectorias”, argumentó.
Segunda línea

Como propuesta de una segunda línea de investigación, Paúl Velázquez Benítez señala el discurso de odio del alcalde y a los funcionarios y líderes que lo replicaron en la sesión de Cabildo realizada un día antes del atentado en su contra.

“Nos basamos en el miércoles 18 de diciembre del año pasado, donde en ese discurso de odio el alcalde acataría el ordenamiento del Teesin, ofrecería una disculpa pública a la síndica procuradora por violencia política en razón de género. El alcalde; sus operadores Rosario Buelna y Macario Verdugo; la síndica de la Central Mochis, Irma Delgado; un cercano de la diputada local Cecilia Covarrubias; operadores del alcalde; algunos empleados del Ayuntamiento, uno con proceso de investigación con antecedentes por narcomenudeo en Estados Unidos. Todos ellos formaron parte del discurso de odio, donde la síndica de la Central llamaba a mi linchamiento; el video ya fue absorbido por el Mecanismo de Protección, identifica a los involucrados. El discurso de odio contra la prensa que le somos incómodos a los corruptos: el alcalde es responsable porque no controló a la gente que él había convocado en su propio salón de Cabildo, contiguo a su oficina. El alcalde es responsable por el discurso de odio, porque aunque no haya emitido una indicación directa, tampoco supo controlarlo”, dijo.

El activista fue más allá al señalar directamente a un colaborador cercano al alcalde: “Al terminar ese evento, Wilfredo Pineda, de Participación Ciudadana, le dice a una persona que faltan 3 y el que sigue es Paúl Velázquez, a escasas 30 horas de mi atentado”, resaltó.

Multigranos 

El activista dijo que, además de estos dos puntos, también propone en una tercera línea de investigación el caso de la empresa Multigranos, S.A. de C.V., donde afirma que sus propietarios se han aprovechado de la necesidad de los productores agrícolas de la región norte de Sinaloa.

“El martes 17 de diciembre a las 5 de la tarde hice una transmisión en vivo en la calle Madero entre Guillermo Prieto y Allende, afuera de lo que fueran las oficinas de Multigranos, S.A. de C.V. Esta empresa despojó con engaños a centenares de productores del norte de Sinaloa que entregaron sus cosechas, pero la empresa desapareció para no pagar. Los productores, en ese entonces, tenían tomadas las bodegas y yo les decía que no era ahí la situación. El jueves 19 a las 12 del mediodía hice otra transmisión en calle Río Humaya en Serdán y Río Fuerte, en la acera de enfrente de las casas de los socios de la empresa. Uno de ellos iba saliendo de su casa, me observó y dio vueltas a la manzana, situación que aclaré en la transmisión en vivo. En esa transmisión di el domicilio de ellos. En ese video yo convocaba a los productores a que en lugar de estar en las bodegas deberían estar en las casas cobrándoles; además, los convocaba para el día siguiente a una reunión de trabajo sobre el mismo tema, pero 6 horas después fue el atentado”, dijo.

Señaló que la declaración ante la Fiscalía General de la República la entregará por escrito en la tarde de hoy, dado que está en espera de pruebas, entre ellas algunos documentos que necesita para ello.

“Son sospechosos todos los que he mencionado, también todos son corresponsables de este hecho. Esto no quita que la FGR, la Agencia Especializada para los Delitos en contra de la Libertad de Expresión y el Mecanismo, hagan sus propias investigaciones del asesinato en mi contra, porque yo no le llamo atentado, fue asesinato porque el balazo fue para matarme, fue directo a la cabeza y nunca pensaron que quedaría vivo”, concluyó.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo