Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El rostro detrás de los monos

LOS MOCHIS

Jonás Guerrero, dibujo por Nacho Pérez.

Chespirito, dibujo por Nacho Pérez.

Gabriel García Márquez, dibujo por Nacho Pérez.

Peña Nieto, dibujo por Nacho Pérez.

dibujo por Nacho Pérez.

Malova, dibujado por Nacho Pérez.

Los Mochis, Sinaloa.- Arquitecto de profesión, Nacho Pérez ha probado a sus 48 años casi todos los oficios. De niño fue pastor en el campo, ayudante en una tortillería, beisbolista frustrado, ávido lector de historietas y apasionado dibujante de caricaturas.

De joven se preparó en el arte de diseñar edificios, profesión que desempeñó exitosamente pero que lo alejó de uno de sus primeros intereses: el dibujo de entretenimiento.

Por cosas del destino, incursionó en otros giros como la agricultura y años después la vida lo acercó nuevamente a la caricatura, al sumarse al elenco de cartonistas de EL DEBATE.

En 2011, cuando se estrenaban Mario López Valdez como gobernador y Zenén Xóchihua Enciso como alcalde, Nacho Pérez comenzó a satirizar, cuestionar y exhibir con sus trazos el desempeño de las figuras políticas del norte de Sinaloa. Con el tiempo, personajes e instituciones de todo Sinaloa y hasta del país, formaron parte de sus galerías.

"Y sucedieron tantas cosas", dice ahora el monero de EL DEBATE, que inicia con el 2014 una nueva etapa al haberse renovado los ayuntamientos sinaloenses, lo que obliga a refrescar los personajes de sus cartones.

De la lideresa priista Nora Arellano, asidua protagonista de sus dibujos; del nuevo gobierno; de sus propios aciertos y desaciertos, habla Nacho Pérez en esta entrevista.

¿Qué dibujos animados le son familiares?

Era fanático de la revista de Kalimán, de El Águila Solitaria, y dibujaba mucho las caricaturas de la revista de El Santo. Esta publicaba dibujos que lectores enviaban a una dirección de la Ciudad de México. Una vez me publicaron la caricatura del Santo.

También veía las revistas de Hermelinda Linda, Anacleto. Después me hice muy fanático de Mad Magazine, una revista americana que la traducían aquí al español y que satirizaba las películas. Recuerdo que la primera que tuve en mis manos satirizaba Tiburón 1.

En aquel tiempo se usaba que rentabas a un peso la revista, que colgaban en un mecatito.

A un lado de la tortillería de mi abuelo en Ahome, había un estanquillo donde comprabas un pan y un refresco y te los comías viendo revistas sentado en una banca.

En las oportunidades que tenía, me salía de la tortillería a leer detrás de los señores que rentaban las revistas.

¿En cuánto tiempo hace un cartón?

Un rostro detallado en 15 minutos. Pero si le agregas el cuerpo, los brazos, se va en promedio media hora o una hora por mono, porque hago muchas correcciones.

La inspiración es más tardada. Me puedo pasar horas y no encuentro nada; y hay veces que voy caminando y me brinca una idea en la cabeza y me voy directo al cartón.

Aumenta el tiempo cuando le meto color. A veces en un rostro manejo sombras, tonos, y duro más tiempo.

¿Cuál ha sido su cartón más difícil?... Click para seguir leyendo