Los Mochis

Empieza la cosecha de miel de abeja en el norte de Sinaloa

Entre 5 mil y 6 mil colmenas participarán este año en la producción de miel y otros derivados que brinda la abeja en esta zona 

Por  Javier Vega

Abejas trabajan en la producción de miel en una colmena.(EL DEBATE)

Abejas trabajan en la producción de miel en una colmena. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Llegó la estación de primavera y con ello se inició la etapa de cosecha de miel de abeja en las distintas zonas apícolas del norte de la entidad, en donde este año se tienen expectativas para la producción de entre 10 mil o 12 mil litros.

La producción de miel, al cual se le atribuyen notables propiedades nutritivas y medicinales en beneficio de la población, se desarrolla al término del periodo en que las colmenas fueron rentadas a los agricultores por varios meses para realizar tareas de polinización de sus cultivos, labor que es sumamente importante porque de ahí depende una buena producción agrícola y, consecuentemente, buenos productos que les permitan seguir participando con éxito en los mercados nacionales e internacionales.

Preparación. El apicultor Eduardo Salazar saca los bastidores de las colmenas donde la abeja depositó la miel y con un cuchillo le quita la capa superficial para iniciar la extracción de miel. Foto: EL DEBATE

Gracias a Eduardo Salazar Soria, apicultor y maestro de la Escuela Secundaria Técnica Número 13 del ejido Mochis, y a Geovany Francisco Soto Orduño, apicultor y maestro de la Escuela Secundaria Técnica Número 12 de Cohuibampo y de la EST Número 03 de El Carrizo, EL DEBATE pudo conocer el proceso de la producción de miel en el ejido Plan de Ayala. 

La producción de miel se realiza en una forma casi artesanal en el norte del estado.

La actividad que emprenden las abejas es muy necesaria en cultivos que no pueden efectuar por sí mismos el proceso de la polinización como es el caso del arándano y la mayoría de las hortalizas como la calabaza, el pepino, el tomate, entre otros.

Operación manual. El apicultor Geovany Soto gira la manivela que hace trabajar un depósito especial que funciona a una alta velocidad donde se colocaron los bastidores. Foto: EL DEBATE

Producción de miel

Mario Rodríguez Monárrez, presidente de la Asociación Ganadera Local Especializada de Apicultores del Fuerte, explicó que en la zona norte del estado se tienen en existencia de 10 mil a 12 mil colmenas, de las cuales el 50 por ciento se encuentra en condiciones de participar en la cosecha de miel durante la temporada que recién acaba de arrancar. 

Extracción. Como resultado del proceso que se realizó en el tanque de extracción, el cual expuso a una alta velocidad los bastidores, la miel comienza finalmente a fluir. Foto: EL DEBATE

Manifestó que hay condiciones para lograr este año una producción cercana a los 10 o 12 toneladas de la miel de abeja, la cual por su buena calidad y pureza no tendrá ningún problema para comercializarse en el mercado, ya que tradicionalmente tiene una buena demanda entre los consumidores. 

Llenado. Una vez que fue extraída la miel de las colmenas, el producto es colocado en recipientes de plástico de medio o de un litro para su distribución comercial. Foto: EL DEBATE

Rodríguez Monárrez indicó que aparte de la miel, de las colmenas también se extraen otros productos como es el polen de abeja, propóleos, cera de abeja, además de que también se realiza la reproducción de abejas reinas que emplean para el repoblamiento de nuevas colmenas, ya que lamentablemente se continúan registrando algunos problemas de mortandad cuando se utilizan agroquímicos muy tóxicos para controlar las plagas y las enfermedades. 

Productos terminados. Los apicultores de la zona norte muestran orgullosos los diferentes productos  que se obtienen  de la actividad que emprenden las abejas. Foto: EL DEBATE

Señaló que la apicultura es una actividad muy ardua que requiere mucho trabajo y mucha dedicación, pues es un trabajo de pequeños detalles que si se realizan bien tiene sus recompensas, ya que al mismo tiempo se trata de una actividad noble que tiene futuro, ya que cada vez es mayor la demanda que tiene la abeja para emplearse como agente polinizador en los predios de cultivos y particularmente en las zonas establecidas de arándanos, como en El Fuerte, los cuales han mostrado un crecimiento muy importante en los últimos años y esperan que esto siga en ascenso.

Geovany Soto informó que también están trabajando en proceso de polinización de chile y arándano en la zona de Batamote, Guasave.