Los Mochis

En 2020 habrá megaproyectos en Sinaloa: Javier Lizárraga

El titular de Economía en Sinaloa asegura que en el 2020 vendrán otros desarrollos estrechamente vinculados con la planta de fertilizantes en el puerto de Topolobampo

Por  Ramón Verdín

Javier Lizárraga Mercado, secretario de Economía en Sinaloa(EL DEBATE)

Javier Lizárraga Mercado, secretario de Economía en Sinaloa | EL DEBATE

Sinaloa.- Los proyectos de infraestructura que están anunciados para Sinaloa por el Gobierno federal son de suma importancia. Tras los iniciales, serán una serie de inversiones que podrían llegar, por lo que la planta de fertilizantes a desarrollarse en el puerto de Topolobampo es crucial para Sinaloa, determinó el secretario de Economía, Javier Lizárraga Mercado.

Así, una planta de procesamiento de metanol estaría «a punto de aterrizar», asentó el funcionario. De igual forma, el sector agropecuario primario no se dejará de lado: las productoras de arándano que actualmente se asientan en el alteño municipio de El Fuerte generarían nuevas fuentes de empleo en el 2020 en el centro de Sinaloa, adelantó Lizárraga. 

Turismo y maquila

Pese al anuncio del aumento en el salario mínimo, el Gobierno estatal está en pláticas para que las empresas maquiladoras tengan la certeza de que Sinaloa es segura para sus inversiones.
En este tenor, el sur del estado seguirá recibiendo empresas del ramo hotelero:

«El turismo sigue avanzando en el caso de Mazatlán, con hoteles de marca, con desarrolladores locales, que es a lo que le apostamos». Ejemplificó que durante 2016 cerró Mazatlán con más de 9 mil 400 habitaciones de hotel o llaves; mientras que 2016 lo haría con más de 13 mil, estando proyectadas 5 mil más.

«El sector inmobiliario y hotelero se seguirán consolidando; los cruceros vienen muy bien. Mazatlán es la cereza del pastel en el tema turístico, y seguirá creciendo. Vienen dos parques, vienen empresas que colocarán a Sinaloa en el sector aeroespacial y en el sector médico». 

Educación

En última instancia, Lizárraga Mercado abogó por la vinculación con el sector educativo, de cara a las industrias que se avecinan. Instó a unir a los municipios más pequeños en la dinámica económica estatal, especialmente en la región sur:

«La tirada es jalar gente, desarrollar, capacitar, entrenar técnicos; ingenierías en general es lo que se ocupará, por eso la vinculación con Icatsin, IPN, bachilleratos como Cobaes y Conalep; la apuesta la harán en mano de obra en El Rosario, Concordia y, porqué no, Escuinapa», reconoció.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo