Los Mochis

En la Cruz Roja aprendí a valorar la vida: socorrista

Por amor a sus semejantes ha entregado su tiempo y alma al servicio de la sociedad desde hace más de cuatro años

Por  Marisela Jolie

Ana Luisa Carretero Urías, socorrista voluntaria.(Javier Padilla/ EL DEBATE)

Ana Luisa Carretero Urías, socorrista voluntaria. | Javier Padilla/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- El amor a sus semejantes la ha convertido en una voluntaria extraordinaria. Ana Luisa Carretero Urías tiene 19 años y es socorrista de la Cruz Roja Mexicana desde hace más de cuatro años. 

“Yo soy de El Carrizo, pertenezco a la base de Chávez Talamantes. El 4 de octubre voy a cumplir cinco años en la benemérita institución. Un día mi mamá llegó a mi casa y me preguntó si me gustaría aprender primeros auxilios. Era un curso básico. Yo no tenía idea de las áreas o de lo que se hacía realmente en la Cruz Roja, pero le dije que sí”.

Espíritu de servicio

Desde que inició su maravillosa aventura en el área de Juventud de la benemérita institución ha dedicado su tiempo y alma al servicio de la sociedad.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

“Entré y ya no me salí, me gustó y me llenó como persona; me gusta mucho ayudar a la gente, por eso me quedé. Recuerdo que me recibió Angie, ya murió. Ella fue muy importante durante mi proceso de aprendizaje cuando entré”. 

Con su incansable labor, Ana Luisa transforma la tragedia en alivio y el sufrimiento en esperanza.

“Descubrí lo que estaba buscando en mi vida, es para lo que nací. En la Cruz Roja he aprendido a valorar la vida, me enseñaron valores, a realizar actividades para ayudar a las personas que más lo necesitan; en muchas ocasiones con el solo hecho de ir y convivir con algunas personas, basta para hacerlas felices; también llevamos despensas”.

Vocación

Por amor al prójimo decidió estudiar la carrera de Enfermería. Actualmente cursa el tercer año en la Universidad Autónoma de Sinaloa. “Estudio Enfermería entre semana y los fines los dedico a hacer guardias y a mi familia. Soy voluntaria y mis guardias son los viernes, nocturnas, vivo de renta en Los Mochis”.

Ana Luisa recibió un reconocimiento por la gran labor que realiza. Foto: Javier Padilla/ EL DEBATE

Distinción

Ana Luisa fue reconocida por la Cruz Roja Mexicana delegación Los Mochis como socorrista voluntaria del año 2019 por su gran compromiso y profesionalismo en el cumplimiento de su labor.

“No me lo esperaba. Fue una sorpresa. Es un logro que he forjado durante cuatro años y no lo hago por un reconocimiento, lo hago porque me gusta ayudar a la gente. Mis éxitos se los dedico a mi familia, ellos están orgullosos de mí, es lo que quiero hacer el resto de mi vida, quiero seguir ayudando a las personas lo más que se pueda”.

La joven se entrega con pasión en los momentos más apremiantes con la firme intención de preservar la vida de sus semejantes.