Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Escuela de La Ladrillera, sin apoyos de tiempo completo

 Desde hace dos ciclos escolares profesores imparten clases y esperan la construcción de las aulas

Alumnos de La Ladrillera.

Los Mochis, Sinaloa.- Debido al peligro que cruzaban cada mañana los niños de La Ladrillera, se comisionó a dos profesores para que impartieran clases en la comunidad. Desde entonces han pasado dos ciclos escolares.
Al principio estaban en una aula prestada, luego construyeron dos pequeñas aulas de madera con apoyo de la comunidad y en el terreno de un agricultor.

“Estas no son las condiciones para trabajar. No podemos dejar ningún material porque no tenemos puerta. Tenemos dos ciclos batallando, nos prometieron que nos iban a apoyar, pero eso no ha pasado”, sostiene el profesor Rodolfo Buitimea Moroyoqui. Asegura que cada inicio de ciclo les dan algunos materiales; no obstante, se les termina pronto.

Sin respuesta
La escuela de madera funge como una extensión de la Escuela Primaria Narciso Mendoza en El Mezquital. Al principio tenían entre los dos maestros 30 alumnos, pero algunos se fueron a trabajar en el campo. En octubre del 2015 recibieron la visita de personas de Culia-cán que hicieron un estudio para ver qué tan factible era construir unas aulas; no obstante, les dijeron que no era posible porque está muy alto. Debido a eso, una constructora les apoyó con concreto para nivelar un poco más el terreno.

Niños de La Ladrillera van a una escuela de madera

Por: Nadia Vázquez Los Mochis, Sinaloa.- Con húmedas paredes de madera, sin techo, mesabancos viejos y con restos de concreto como piso, así es como reciben educación primaria los niños de La Ladrillera, El Fuerte.


Tiempo completo
Al ser una extensión de la escuela de El Mezquital, deben de cumplir con el horario de tiempo completo. “En la escuela aquella les dan el alimento y deberían de darnos una parte también a nosotros porque los niños aparecen en el formato único de alumnos y deben de tener esa alimentación”. Generalmente, los pequeños van a comer a su casa y vuelven, aunque también hay días en los que no se cumple el horario debido a que los profesores no cuentan con los recursos para ir hasta su casa o llevar lonche todos los días. “Desde hace dos ciclos esperamos. Pido a las autoridades a que volteen a esta escuelita y hagan lo que se tiene que hacer”, solicitó Buitimea Moroyoqui.

La otra maestra de la escuela, María Magdalena Ibarra Pacheco, confesó no sentirse completamente apta para darle clase a los niños de cuarto, quinto y sexto grado al mismo tiempo. “Es muy difícil para nosotros. Nos faltan más cursos para dar en una escuela de multigrado. No tenemos cómo realizar una planeación para tres grupos”, platicó.

Tambien te puede interesar