Los Mochis

Filas y más filas en el IMSS de Los Mochis

Derechohabientes se enfrentan a una larga espera para poder acudir a su cita médica o realizar algún trámite

Por  María de Jesús Estrada

Filas y más filas en el IMSS de Los Mochis(EL DEBATE)

Filas y más filas en el IMSS de Los Mochis | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Madrugar no ayuda de nada en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), específicamente en la clínica 37, de Los Mochis, donde las filas para ingresar a la unidad médica parecen interminables.

Con la intención de poner un orden de acceso se instalaron carteles que indican dónde hacer fila para cada uno de los servicios que ahí se prestan, así como cadenas para limitar el paso y marcas sobre el suelo que indican la sana distancia, sin embargo, la desesperación de los derechohabientes irrumpe constantemente la labor de las trabajadoras sociales, quienes deben subir el tono de su voz para que todo vuelva a estar en calma.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Las medidas preventivas que se aplican son para evitar contagios de coronavirus entre los derechohabientes y el mismo personal del IMSS, por lo que las trabajadoras sociales no se cansan de repetir las reglas que muchos se niegan a cumplir.

Los que acuden a cita médica en los diferentes consultorios deben hacer fila mínimo 15 minutos antes de la hora de su consulta y antes de llegar a la puerta de acceso deben justificar su cita, esperar a que se les tome la temperatura corporal y responder un breve cuestionario sobre los síntomas que presenta en el momento, a fin de que se le permita el acceso o se le proporcione un turno para ser atendido en el Triage respiratorio, ubicado en las mismas instalaciones, pero con un acceso especial.

“Tengo como dos horas haciendo fila y no me pasan, pero hay otros que van llegando y entran primero que uno, no es justo”, expresa una mujer de edad avanzada, mientras la trabajadora social le explica que esas personas tienen cita programada, mientras que ella solo va a farmacia y deben esperar a que se termine la fila para poder dar acceso a las personas que están afuera.

Derechohabientes hacen fila en farmacia para surtir su receta. Foto: EL DEBATE

Hay una tercera fila, en esta se forman las personas que van a hacer un trámite al área de archivo, pero como en ningún lado se indica dónde deben hacer fila estas personas, muchas llegan y hacen fila en la de consultas médicas o farmacia sin preguntar, hasta que llegan al frente y les indican que la fila es otra y deben volver a formarse para ser atendidos.

Doña Margarita, una mujer de la tercera edad, pero fuerte y atlética a pesar de sus canas, llevaba más de dos horas formada en la fila equivocada antes de que le dijeran que para pasar al archivo donde intenta hacer el trámite de una pensión es en el otro grupo de personas. Molesta pregunta quién es el último, pero al darse cuenta de la situación, una joven mujer gestiona que pase a ser la primera de esa fila y así fue.

Una vez adentro, los que van a archivo reciben un turno y se sientan a esperar a que los llamen para hacer trámites de pensiones, incapacidades o registro al sistema. Constantemente las trabajadoras sociales, que se distinguen con uniforme azul marino, llaman la atención a quienes no guardan la sana distancia al interior de la unidad médica y les advierten que de no acatar las reglas tendrían que abandonar la unidad.

Personas esperan en el exterior de la clínica. Foto: EL DEBATE

Todo fluye con tranquilidad hasta que comienza a escucharse el ensordecedor ruido de una bomba fumigadora, que aunque anda trabajando en la segunda planta inquieta a todos los presentes. Unos minutos más tarde se pide evacuar la planta baja, donde hacen fila los de farmacia y los de archivo para ser atendidos, pues el ruido de la bomba fumigadora indica que ya es el turno de ese espacio, el cual debe ser sanitizado para evitar contagios de coronavirus.

Todo avanza con normalidad, los que ya tienen turno solo se mueven un poco y tienen la certeza de que regresarán a seguir con el trámite y los que aún no reciben el papelito con el número, deciden no moverse de la fila. La atención de las trabajadoras sociales y una doctora en el acceso de la clínica es casi impecable, pero falla un poco la atención de los guardias de seguridad, quienes con malos modos y en voz alta y golpeada intentan poner orden en el momento en que se realiza la sanitización, algunos comprenden que será un momento, otros entran en el mismo tono y comienzan a discutir. 

Este es el trajinar diario para acceder a hacer trámites o recibir atención médica en la clínica 37 del IMSS Los Mochis, todo sea por evitar contagiarse del nuevo coronavirus.

También te puede interesar:

Cruz Roja Sinaloa realizará colecta en septiembre

Se libera la distribución de cerveza en Los Mochis: temen aglomeraciones

A finales de junio podría haber un rebrote de Covid-19 en Sinaloa ante relajamiento social: SSA

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo