Selecciona tu región
Los Mochis

Guadalupe lucha contra la leucemia desde hace 2 años; vive en El Carrizo, Ahome

Brenda pide ayuda para su hijo enfermo; el alumno del Cobaes de El Carrizo necesita alimento, ropa y dinero para trasladarlo a sus quimioterapias en el IMSS

Por Blanca Robles

-

Los Mochis, Sinaloa.- Brenda Leticia Soto Cota está al borde de la desesperación y de solo pensar en la enfermedad de su hijo Guadalupe rompe en lágrimas.

Ahí, en la esquina de las calles Río Piaxtla y Río Peñitas, en la colonia Nueva Ampliación, de la sindicatura del Valle del Carrizo, Ahome, llora hasta el cansancio y clama en silencio y a gritos para que acabe la pesadilla en la que vive su familia y que Guadalupe sea como antes, como hasta hace dos años, cuando le detectaron leucemia linfoblástica aguda células B.

Mientras se prepara para atizar leña y poner a cocer un poco de frijol, Brenda observa a su hijo sentado a unos metros de ella y se le desgarra el corazón por no tener más que darle para que coma, a veces ni siquiera cuenta con un trozo de pan, mucho menos con carne, pollo, pescado, verduras y frutas que necesita para que pueda hacerle frente al cáncer que le fue detectado a la edad de 14 años.

Guadalupe quiere vivir y ser todo un profesionista. Foto: Rey Esquer/ Debate

Cómo empezó todo

Hasta hace 24 meses, Guadalupe era un adolescente que con gusto se levantaba todas las mañanas para trabajar y ayudarle a su mamá en los gastos de la casa. El mismo joven explica que siempre ha sido muy inquieto. A sus 6 años se iba con su abuelo a la albañilería y fue bombero en el campo.

En ese momento recuerda que fue al ir conduciendo un tractor cuando su vida cambió por completo.

De pronto me llegó un dolor inmenso en la espalda. No aguanté y me desmayé. Un amigo tomó el volante del tractor. Ya que me desperté, estaba en el Seguro de Los Mochis”.

Desde ese momento ya nada volvió a ser igual. Después de varios estudios en Culiacán fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda células B. Luego de que lo dieron de alta, el ir y venir a los hospitales del IMSS en Los Mochis y Culiacán han sido una constante en su vida, así como sus intensos dolores, su cansancio, su debilidad, mareos y desmayos.

Pero aun en la enfermedad, Guadalupe es un guerrero que se aferra a la vida y lucha por su futuro.

El alumno del Cobaes de El Carrizo tiene sueños. Quiere ser electricista y estudiar electrónica.

Leer más: Inicia hoy la vacunación contra Covid-19 a los de 18 a 29 años en Los Mochis

Además, vende cubrebocas que le donó una señora en Culiacán para que se ayude y atiende una tiendita de dulces y frituras en su casa con un préstamo de 1,500 pesos que su mamá consiguió y que aún debe.

Esto lo mantiene activo, dice Brenda, quien saca fuerzas de donde ya no tiene para conseguir el dinero para llevar a su hijo a los hospitales del IMSS para seguir con su tratamiento.

Dentro de 11 días debe estar en el Hospital Regional número 1 del IMSS, en Culiacán, para que lo valoren y le autoricen una nueva receta para que le surtan y apliquen las quimioterapias de agosto.
La situación se agravó aún más porque la maquiladora donde labora Beatriz tiene tres semanas sin operar y ella sin recibir su sueldo semanal de 1,200 pesos con el que debe hacer frente a recibos de agua, luz, comida, medicamento para Guadalupe y sus pasajes.

“De repente ya no hallo ni qué hacer. No sé, a veces me han dado ganas de quitarme hasta la vida, pero lo único que me detiene es mi hijo. Por él yo voy a luchar hasta donde Dios me permita, y es que es muy difícil esto. Verlo sufrir a mí me mata”.

Por eso es que hoy apela a todas aquellas personas que puedan ayudarla económicamente o con una despensa para pasar por este trance que la tiene al borde del abismo, y que lo único que la mantiene anclada a la realidad es su Guadalupe, su motivo para luchar y para dejar el corazón en el intento. Ella sabe que con la ayuda de Dios y de todas las personas que aporten su granito de arena a la causa, su hijo volverá a ser el de antes.

Desde su casa, Brenda pide ayuda para salir adelante con su hijo. Foto: Rey Esquer/ Debate

Si a usted le nace de su corazón ayudar al joven, puede hacerlo depositando a la tarjeta de Bancoppel 4169 1604 5087 2198, a nombre de Brenda Leticia Soto Cota, o una despensa económica o ropa para Guadalupe puede dirigirse a su casa en la sindicatura del Valle del Carrizo, cerca del estadio de beisbol nuevo. El adolescente usa playera mediana, pantalones talla 32 y de calzado es del número 8 o 9.

Vivirán por siempre agradecidos.

La tarjeta para depositarle a Brenda para su hijo Guadalupe. Foto: Rey Esquer/ Debate

Apoyo 

Brenda agradece a Reciclatón Los Mochis que dirige Nubia Valenzuela, que a través de venta de tapitas plásticas le dio tratamiento para una quimioterapia porque en ese momento no había en el hospital. El 29 de julio acudió y por fortuna ya tenían en farmacia para aplicársela.

Pide a vecinos

La madre de familia de 45 años pasa los días pidiendo dinero a vecinos en El Carrizo para los pasajes para trasladarlo al IMSS en Los Mochis y Culiacán. Con sus aportaciones y el plato de comida que le brindan a su hijo le han salvado la vida, afirma.

Familias de El Fuerte sufren los estragos del calor al quedarse sin luz
Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones