Los Mochis

Habitantes toman la sindicatura del Valle del Carrizo

Advierten que el movimiento será indefinido y no desistirán hasta que se haga una limpia en todo el personal de apoyo de la sindicatura

Por  Javier Vega

Habitantes toman la sindicatura del Valle del Carrizo.(EL DEBATE)

Habitantes toman la sindicatura del Valle del Carrizo. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Un grupo de vecinos del Valle del Carrizo tomaron en forma indefinida las instalaciones de la sindicatura Villa Gustavo Díaz Ordaz, en demanda de que las autoridades municipales realicen una limpia de todo el personal de apoyo de esta sindicatura.

Elizandro Alcalá, habitante de la sindicatura, afirmó que la demanda principal es que porque se mantuvo en los principales cargos al personal que viene de la pasada administración municipal y no se respetaron las exigencias de un cambio verdadero que está pidiendo la población.

“Queremos que salga toda la gente del exsíndico Luis López y se ponga a gente de confianza. Pedimos que salga la de Japama, biblioteca y de otras áreas que no le están ayudando al nuevo síndico”.

AYÚDANOS… Da click a la estrella de Google News y síguenos

Los manifestantes fueron claros al indicar que no desistirán de este movimiento de protesta hasta obtener una respuesta positiva del presidente municipal de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, quien hasta el momento se ha negado a recibir al síndico para escuchar sus propuestas.

Los inconformes tomaron la sindicatura. Foto: EL DEBATE

Benjamín Barreras, también manifestante, señaló que ya están cansados del olvido en el que se mantiene a la sindicatura, pues existe un rezago general en la prestación de los diversos servicios, por lo que demandan que se lleven a cabo los cambios para que la población sienta que verdaderamente las cosas están tomando un nuevo rumbo y que van a salir adelante, porque por ahora no prestan atención de sus principales problemas.

Más limpia
Acusaron que el movimiento estalló porque ya se había sacado a dos secretarias que son del PRI, pero por movimiento extraños las volvieron a reinstalar en sus puestos. Esa fue la gota que derramó el vaso, por lo que exigen que se haga una limpia de todo el personal. 

Foto: EL DEBATE