Los Mochis

Hay que sonreír porque Dios está aquí: Encuentro Mariano

Monseñor Luis Manuel López invitó a los presentes a vivir en gracia de Dios y la Virgen de Guadalupe. La lluvia no fue impedimento para este retiro de paz y amor, en el que vivieron emotivos momentos 

Por  Lupita Gámez

Monseñor Luis Manuel López dio las palabras de bienvenida a los presentes.(Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE)

Monseñor Luis Manuel López dio las palabras de bienvenida a los presentes. | Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Más allá de las inclemencias del tiempo, fervientes devotos de la Virgen María se dieron cita este sábado en el segundo Encuentro Mariano realizado en esta ciudad.

Con júbilo, durante varias horas, los presentes vivieron de corazón un retiro de paz que tenía como objetivo llenar sus corazones de amor puro e incondicional.

En esta ocasión, el encuentro se condujo bajo el lema “Te llevo en el hueco de mi mando y en el cruce de mis brazos”.

Agradecimiento

Al inicio de este encuentro, el párroco y monseñor del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, Luis Manuel López Salazar, invitó a los presentes a vivir este significativo momento.

Experiencia. A pesar del pronóstico de lluvia, los feligreses acudieron a este retiro espiritual basado en el amor a la Virgen. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Asimismo, pidió a los presentes agradecer a Dios por su generosidad al presentar estas lluvias que aunque fueron constantes, no representaron mayor problema, como se había previsto ante la posible llegada del huracán Lorena.

“Hay que sonreír porque Dios está aquí. El Señor ha dispuesto este momento para ti y para mí, este bellísimo clima que trae puras bendiciones, en un momento se va a despejar, gracias a Dios no es nada grave, trae agüita nada más y poco a poco se va a ir despejando esta tormenta”, sostuvo.

Asimismo, comentó que es necesario reforzarla devoción a la Virgen de Guadalupe, pues será a través de la fe como se podrá luchar contra el pecado del mundo.

Coro.Con ferviente amor, el coro integrado por señoras, señores y jóvenes entonaron los cánticos marianos. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Mensaje

“Ustedes hermosuras de Dios, están aquí para glorificar al Señor por tanto amor que derrama en nuestras vidas, por tanta condescendencia de venir todas las veces que lo invocamos, por tanta misericordia de buscarnos siempre cuando nos perdemos y cuando fallamos, así es que estamos rodeados del amor misericordioso del Señor, significa que es amor desmedido”.

Conferencias. Durante el retiro se dieron conferencias para fortalecer la fe y al finalizar el evento se ofreció una misa. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

En ese sentido, dijo que es necesario sentirse amados por Dios y es en mismas entrañas de quien concibió al verbo que vino a sacrificar la vida por nosotros es en donde la sociedad debe adentrarse, es decir, en la Virgen misma.

Es ahí que su corazón inmaculado, que nos dice que si nos quiere, si estamos curados, a eso venimos, a sentir ese abrazo de nuestra madre”.