Los Mochis

José Ramón tiene 18 años vendiendo el amor por los libros

Con su lema “donde comprar cuesta menos y leer vale más”, José Vázquez Vázquez pone cada dos meses sus libros en venta a un peso cada uno en la Plazuela 27 de Septiembre

Por  Hugo Mora

1/3
José Ramón tiene 18 años vendiendo el amor por los libros(El Debate)

José Ramón tiene 18 años vendiendo el amor por los libros | El Debate

Kilometro de libros a peso(El Debate)

Kilometro de libros a peso | El Debate

José Ramón tiene 18 años vendiendo el amor por los libros(El Debate)

José Ramón tiene 18 años vendiendo el amor por los libros | El Debate

Los Mochis, Sinaloa.-Con una sonrisa en su rostro y un gran amor a la literatura, José Ramón Vázquez Vázquez atiende su librería en la Plazuela 27 de Septiembre y cada dos meses da un regalo a cada visitante de la Plazuela 27 de Septiembre, pues sus libros los vende a un peso cada uno en su famoso Kilómetro del libro.

Aquí no es devaluación del peso, es fortalecimiento del peso. ¿Qué te parece un libro de 250 pesos a un peso?, ¡muy bien!, y cada dos me-ses he hecho esto y la gente ha reaccionado muy bien”.

 Promoción

El aficionado a los libros y también maestro de teatro señala que con estas acciones se promueve la lectura y con su lema “Donde comprar menos, cuesta más” busca que todos puedan encontrar el gusto a la lectura que el día de hoy se encuentra bajo. “Las colecciones completas de diez a once libros se la llevan a peso, los estudiantes son los mayores compradores de libro, se han llevado libros de derecho, de enfermería, de religión, inclusive se han llevado, sobre todo de literatura”.

José relata que los libros los trae desde diversos lugares como la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y desde San Diego, los cuales han estado en el gusto de sus clientes desde hace 18 años. Aparte de vender libros también se dedica a dar direcciones turísticas de Los Mochis, así como alegrar el día con la música que pone en su modular. 

 Inicios

José Ramón Vázquez Vázquez relató que su amor por la lectura inició cuando a los ocho años trabajó con un doctor de la ciudad quien le ponía una escalera para que limpiara su biblioteca personal. “Yo empecé a leer Cumbres borrascosas, el Titanic, El último viaje de Lusitania; también leía National Geographic, no entendía el inglés pero veía las fotografías; me ponían una escalera doble y en igual de limpiar me ponía a leer (ríe)”.

Con el tiempo y debido al gran amor a los libros don José quiso compartirlos al mundo entero por lo que decidió ponerlos en venta en la Plazuela 27 de Septiembre.

“Yo les digo a los jóvenes que lo importante no es el traje, y no, con cualquier trapo te vas a ver bien si tu mentalidad, si tu tienes seguridad personal y una mentalidad activa, una actitud positiva, te pones a leer y se sube esa personalidad interior que rebasa todos los parámetros de la vida”.

“(las personas) Siguen leyendo a Juan Rulfo, a Ana Frank, a Coelho; a mí no me gusta Sánchez Cuauhtémoc, pero lo lee la gente y está bien; hay otros superiores, cantidad de libros que puedes leer, que te entretiene, que dices tú ‘¿cómo puedo seguir leyendo este libro si está emocionante?’.