Los Mochis

La capirotada, el dulce sabor a la Cuaresma en México

Todos los viernes, en muchos hogares de México se impregnan con el olor de la Capirotada, el postre por excelencia de Semana Santa

Por  Blanca Robles

María Elena prepara los litros de capirotada para su venta en Los Mochis, que ya está asegurada.(Foto: Rey Esquer/ Debate)

María Elena prepara los litros de capirotada para su venta en Los Mochis, que ya está asegurada. | Foto: Rey Esquer/ Debate

Los Mochis, Sinaloa.- La capirotada es el postre más esperado de la Cuaresma en México para disfrutarse fría, caliente, con un buen vaso de leche, un café o sola, a cucharadas o con un tenedor, como se presente la ocasión es riquísima.

Eso sí, casi siempre en compañía de la familia o amigos que se reúnen en torno a esta receta para prepararla y comerla todos juntos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En casa de los Gamboa Olaiz, en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, saben bien de la relajante combinación de una buena plática con la tradicional capirotada, pues, durante más de 20 años, cada Cuaresma han saboreado esta delicia hecha por la señora María Elena Olaiz López, quien no escatima tiempo ni ingredientes para hacer de su postre el más especial cada temporada.

Leer más: Comer pescado en Cuaresma deja de ser una tradición, dicen comerciantes de Los Mochis

Cómo hacerla

Y como en gustos se rompen géneros, y en recetas también, la de la madre de familia mochitense incluye desde tortillas, manteca vegetal, hasta coco y frutos secos; pasando por las indispensables ciruelas pasas, cacahuates, plátano macho, pan tostado y queso de rancho, además de un poco de mantequilla derretida en la estufa para pasar por ella los trozos del plátano macho para que queden suaves, y así lograr una mejor cocción.

Y para la miel que impregna de sabor y une al resto de los ingredientes, a dos litros de agua, María Elena agrega dos rajitas de canela, cuatro conos de piloncillo y seis clavos. Luego hervir, lo deja a fuego lento hasta que se derritan los piloncillos y se mezclan todos los sabores.

Como buena cocinera, María Elena adquiere todos los ingredientes con tiempo para la elaboración. Foto: Rey Esquer/ Debate

Una vez que tiene la miel la reserva, a una olla de barro le unta manteca vegetal y sobre esta pone tortillas por las paredes y en la base para evitar que el pan se pegue. Así es como todo está listo para ir colocando las camas de cada ingrediente: primero pan tostado, luego se agregan cacahuates, plátano macho, ciruelas pasas, pasas, frutos secos, queso de rancho y coco; se retoma la cama de pan y el resto de los ingredientes, hasta llenar la olla o que ya no quede pan por colocar.

El primer paso: untar manteca vegetal a la olla. Foto: Rey Esquer/ Debate

Después, vacía miel hasta cubrir por completo todo, lo tapa con papel aluminio y lo coloca en el horno precalentado a 180 grados centígrados entre una hora y media o dos horas, dependiendo de la cantidad de capirotada que se hará.

Sigue colocar tortillas de maíz para que no se pegue el pan. Foto: Rey Esquer/ Debate

Pasado este tiempo y luego de checar que el pan esté suave y humedecido, ¡listo!, sólo hay que esperar un poco para que se enfríe y comerla, aunque hay quienes la prefieren así, recién sacada del horno.

El punto final es el queso en cada una de las capas del postre de Cuaresma, sólo se hace en esta época del año, que este 2021 es del miércoles 17 de febrero al sábado 3 de abril. Foto: Rey Esquer/ Debate

La hace negocio

Ha sido tanto el éxito de su capirotada, que este año, María Elena, motivada por su hija Mariela Anahí, la ofrece entre amigos, vecinos y en la página de Facebook de su hija con el mismo resultado: se le agotan los pedidos desde las primeras horas. Y cómo no, si de lejos invade el ambiente, el aromático olor a clavo, al piloncillo y a la canela.

Una vez cocinada, la capirotada se asemeja a una poesía a los ojos y un apapacho al paladar. Foto: Rey Esquer/ Debate

Sobre cuánto utilizar de cada ingrediente, María Elena aclara que es según los gustos de cada mano que la prepare, porque es un postre muy noble que se ajusta a la perfección a cada paladar, pues, si alguien lo desea, puede añadir tantas ciruelas pasas como quiera o frutos secos o queso, incluso no agregarlos.

Previo a ponerla en el horno, se le coloca el papel aluminio para guardar todos sus olores y sabores. Foto: Rey Esquer/ Debate

Sin embargo, los ingredientes que de ninguna manera pueden faltar, y que esta madre de familia utiliza en gran cantidad, son amor y deseos de consentir a los suyos cada viernes de Cuaresma, por lo que todos están esperando ya el próximo fin de semana para saborear una buena porción de esta, la capirotada de María Elena.

Mariela Anahí Gamboa, hija de María Elena: "Desde niña la como. Mi mamá la hace deliciosa, siempre le pido lo que está pegado a las tortillas, es lo que más me gusta". Foto: Rey Esquer/ Debate
 
Salvador Alvarado celebra 59 años de su municipalización

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo