publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

»La gente siempre sonríe cuando ve un papalote volando en el cielo«

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa. Manolo Hurtado es un capitalino que desde hace 15 años incursiona en la fabricación de papalotes. El destino lo trajo a Los Mochis y este domingo dará una exhibición en el concurso que organiza este periódico en El Maviri a partir de las 11:00 horas.

¿De dónde surge la idea de fabricar papalotes?

Somos una familia del Estado de México que desde hace 15 años nos dedicamos a fabricar papalotes; iniciamos con papalotes acrobáticos que se manejan a 2 líneas y de ahí fue derivando a papalotes de una línea; de tracción, que son utilizados para deportes extremos, y gigantes, que hemos usado para festivales.

¿Por qué decidieron entrar a esta rama?

Fui yo quien inicié todo esto, porque antes nos dedicábamos a la fabricación de ropa; yo tuve hace 15 años la cosquillita con los papalotes y los empezamos a fabricar incluso con materiales diferentes a los convencionales, me estoy refiriendo a papalotes con varilla de fibra de vidrio, eso los hace mucho más resistentes y poco a poco los empezamos a fabricar para algunos clientes y tiendas hasta que le dimos la vuelta y empezamos a fabricar más papalotes que uniformes.

¿Qué tanta demanda se tiene en este campo?

El campo es difícil, porque no muchos se dedican a esto y no muchas tiendas venden; no es tan fácil abrir campo porque no hay una industria o caminos ya hechos, pero básicamente somos la única fábrica en México y de hace dos semanas para acá yo estoy viviendo aquí en Los Mochis, la idea es trasladar todo para acá. Ahorita estamos funcionando en el Estado de México y aquí poco a poco vamos instalando.

¿Qué tipo de papalotes solicitan más?

Varía, normalmente es el del niño, el que el niño vuela a una línea, pero si estamos hablando de fiestas hay mucha demanda y más en hoteles de papalotes publicitarios, con los impresos que regalan y utilizan para promoción; la industria de la mercadotecnia siempre está buscando nuevos productos y el ofrecer en vez de una gorra o una playera, un papalote con un logotipo como que es mucho más amable. La gente siempre sonríe cuando ve en el cielo un papalote volando. El objetivo de colocar una marca en la mente del consumidor se cumple más fácil cuando lo ponen en un elemento que no es tan trillado como el papalote; hablando de papalotes publicitarios, nos llegan pedidos grandes.

¿Por qué venir a Los Mochis?

La razón principal es que aquí me casé en diciembre pasado; conocí yo a una mujer hace un año y ella tiene mucho arraigo aquí, en los viajes que yo hacía me di cuenta de lo que sobraba aquí era viento y además lugares también hay muchos para volar, cosa que es difícil encontrar en el Estado de México y en la Ciudad de México; yo empecé a valorar la idea de trasladarme para acá viendo muchas más facilidades para desarrollar mi trabajo. Tengo cerca la playa y el viento es muy generoso.

¿Dónde puede buscarlo la gente?

El negocio se llama Papalotes and Kites, por el momento estoy buscando local y estoy trabajando directamente en la casa, estoy en ese proceso, lo bueno de mi trabajo es que el 60 o 70 por ciento de mis clientes son por internet o teléfono, entonces no me es difícil surtir desde donde esté, al final todo se maneja por paquetería.

¿Qué opina de que EL DEBATE organice el concurso de papalotes?

Yo lo aplaudo porque el que las instancias tanto públicas como privadas se den a la tarea de fomentar la unión familiar, en este caso con los papalotes, es muy loable porque ahora vivimos inmersos con mucha tecnología que hace que los niños estén encerrados en habitaciones con iPads y computadores, entonces esta oportunidad que tienen y el apoyo que les da en esta caso el periódico es muy bueno, porque hace que la gente salga de sus casas y disfrute del aire limpio.