Selecciona tu región
Los Mochis

Lleva a sus abuelos a vacunar y se queda de voluntaria en Los Mochis

"Me gusta ayudar a la gente, y que me lo agradezcan es mi mejor paga", dice la joven enfermera mochitense

Por Adrián López

-

Sinaloa.- Desde a lo lejos se ve como una joven se preocupa porque sean bien atendidas las personas que acuden al centro de vacunación contra Covid-19 del Polideportivo Centenario de la ciudad de Los Mochis

Es Isis Mariana Arrendo Haro, una joven enfermera de 24 años de edad y egresada de la Universidad de Los Mochis, quien proyecta un gran espíritu de servicio y lo demuestras con cada una de las personas a las que se acerca para organizarlas al momento de ingresar al módulo de aplicación del biológico.

La joven altruista se unió como voluntaria a los Servidores de la Nación al llevar a sus abuelitos a vacunar contra el virus del Covid-19, y desde entonces participa en cada una de las jornadas de la aplicación de la vacuna, y lo hace con un gran entusiasmo a pesar de lo cansado que resulta, pero sabe que su mayor satisfacción es contribuir para que todas las personas puedan inmunizarse contra la Covid-19.

Leer más: Casi listo el sorgo en el norte de Sinaloa que podría exportarse a Chihuahua

Me tocó venir a traer a mis abuelitos a vacunarse y observé que hacían falta personas que apoyaran con el orden de la gente que acude a vacunación.

Viendo que eran personas de 70 años para arriba y en pleno sol, sentí que podía aportar un granito de arena, de perdida ayudándolos y dándoles información".

En su afán de querer ayudar con el orden de las personas, se acercó a Édgar Soto, un Servidor de la Nación que se encarga de cuidar la organización en el módulo de vacunación del Polideportivo Centenario

"Le pregunté a Edgar Soto que si nos podíamos unir a ellos, que si no les hacía falta otra mano, y habló con su jefa y me dijo que sí, que estaba bien. Aquí estoy acomodando gente y en lo que pueda ayudar. Lo que sea es bueno, y aparte si tienen dudas se las respondemos de la manera más amable".

Isis Mariana es un ejemplo de servicio y de amor al prójimo.

"Hay gente que es muy agradecida, cuando te ven cansada en el sol te ofrecen agua. Me preguntan si tengo calor, si tengo hambre, se preocupan mucho. Uno está aquí para hacer la mejor labor y prestar un buen servicio para que todos alcancen la vacuna. No estoy aquí para pedir algo a cambio, me gusta ayudar a la gente y que me lo agradezcan, esa es mi mejor paga".

Leer más:  Retrospectiva histórica del CIE de Los Mochis en 117 años

La enfermera recalcó que el agradecimiento de las personas es lo que le da satisfacción.

"Me tocó atender a unos abuelitos y al rato venían a cómo podían y me traían un vaso de agua, y yo: ¡Ay mi corazón!, eso es lo que recibo como mi mejor paga. Es muy cansado y muy asoleado porque el sol nos pega de lleno, pero aunque es cansado, es muy reconfortante cuando llegó a mi casa y sé que ayude a alguien, que alguien está bien".

Pareja sobrevive de milagro tras caer de su balcón en discusión
Síguenos en