Los Mochis

Luis Antonio se aferra a la vida en una cama de hospital

 Se encuentra recibiendo atención médica en el Hospital General de Los Mochis y su estado de salud es crítico

Por  Marisela Jolie

Luis Antonio se encuentra en la cama 405 del Hospital General de Los Mochis.(ELDEBATE)

Luis Antonio se encuentra en la cama 405 del Hospital General de Los Mochis. | ELDEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Luis Antonio, de 17 años de edad, se encuentra postrado en una cama de hospital luchando por sobrevivir.

El pasado 10 de mayo fue víctima de una tragedia y su familia clama por justicia. Fue atropellado por un automóvil en el Nuevo San Miguel, y según testigos del lugar, el conductor manejaba en estado de ebriedad cuando lo arrolló. 

“Lo atropellaron por la avenida Porvenir cerca de la biblioteca, antes de las 10:00 de la noche. El muchacho que lo atropelló se llama Jorge Alberto, iba manejando un Ford Fussion 2006 color tinto, pero su papá se echó la culpa para encubrirlo”, refirió Olga Lidia Verdugo Heredia, madre de Luis Antonio.

Estado de salud crítico
Vecinos de la localidad dieron aviso a la Cruz Roja Mexicana, y Luis Antonio fue trasladado al Hospital General de Los Mochis. 

“Fue traído por elementos de la Cruz Roja Mexicana, víctima de un accidente tipo atropellamiento, se ingresó al hospital y fue manejado como paciente policontundido, politraumatizado, con traumatismo craneoencefálico; ese mismo día fue egresado por alta voluntaria, sus familiares se lo llevaron a una clínica particular y allá estuvo más de 10 días”, detalló Sergio Loza Rivera, director del Hospital General de Los Mochis.

Los padres del menor aseguran que firmaron el alta voluntaria porque uno de los familiares del conductor se comprometió a cubrir los gastos de hospitalización en una clínica particular de Los Mochis, y lo trasladaron a la Clínica Ángeles.

En esos momentos un familiar del muchacho que iba manejando se estuvo moviendo: él nos propuso que nos lleváramos a mi hijo a un clínica particular, dijo que se harían responsables y confiamos en su palabra

La cuenta se fue acumulando en la clínica particular, y del presunto responsable ya no se supo nada. Sin recursos para cubrir el monto a pagar, después de 14 días de hospitalización, los padres del menor decidieron trasladarlo nuevamente al Hospital General de Los Mochis.

“En la Clínica Ángeles nos pidieron que nos saliéramos porque la cuenta ya era mucha, ya no podían estar sosteniendo lo que mi hijo necesitaba. Por eso lo trasladamos al Hospital General y lo afiliamos al Seguro Popular. No sabemos nada de la persona responsable, únicamente pagó el primer depósito de 30 mil pesos al ingresarlo a la Clínica Ángeles, y fue todo; nosotros pagamos 80 mil pesos, y firmamos un pagaré de 290 mil pesos, eso es lo que debemos”, señaló.

Desde el 24 de mayo, Luis Antonio se encuentra recibiendo atención médica en el Hospital General de Los Mochis, pero desafortunadamente su estado de salud es crítico.

“Se ingresó al servicio de cirugía y se le han estado dando los manejos de paciente neurocrítico; tiene una fractura de tibia, una fractura de mandíbula y también tiene un traumatismo craneoencefálico con edema cerebral y lesión axional, eso no ha permitido que esté consciente, y lo convierte en un paciente crítico, además por la falta de movilidad, y porque este tipo de pacientes se deprimen inmunológicamente; los últimos días ha desarrollado un proceso neumónico, por lo que también está siendo visto por medicina interna”, puntualizó el director del nosocomio.

Claman ayuda
Antes de ser atropellado Luis Antonio trabajaba en una tortillería, sus padres se ganan la vida en los campos como jornaleros agrícolas y no pueden solventar una deuda que asciende a los 200 mil pesos. 

Tampoco cuentan con los recursos suficientes para comprar los medicamentos que no abarca el Seguro Popular.

“Yo puse la denuncia en contra de padre e hijo, en la Fiscalía General del Estado, ellos viven en San Miguel. Teníamos la esperanza de que nos iban a ayudar, se comprometieron de palabra, confiamos en ellos, pero no se hicieron responsables. Mi hijo está grave y nosotros estamos desesperados”.

Si usted desea ayudar a esta familia puede comunicarse al número: 66 88 36 18 05 con Olga Lidia Verdugo Heredia. 

LOS DATOS

AYUDA

Los padres del menor trabajan en el campo como jornaleros y no pueden cubrir el monto de la deuda en la clínica particular.

MEDICAMENTOS

La familia de Luis Antonio pide ayuda para solventar el costo de los medicamentos que no abarca el Seguro Popular.

DEUDA

Según un resumen del estado de cuenta de la Clínica Ángeles, la familia de Luis Antonio tiene una deuda de más de 200 mil pesos.