Los Mochis

Mueren 300 mujeres al año por hemorragia obstétrica

 La causa más frecuente se llama atonía uterina o falla en la contracción del útero

Por  Marisela Jolie

La hemorragia es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo.(ELDEBATE)

La hemorragia es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo. | ELDEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- En México mueren 300 mujeres al año por hemorragia obstétrica. Es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo y sobre todo después del parto, la cesárea o el aborto, puntualizó Paulo Meade Treviño, miembro del Comité de Actividades Científicas de la Federación Mexicana y coordinador del Comité de Salud Materna de la Federación Latinoamericana de Ginecología y Obstetricia de San Luis Potosí.

Muere una mujer diaria
“Es la segunda causa de muerte materna más frecuente. Estamos hablando de que por lo menos muere una mujer al día. La hemorragia se puede presentar en un 12 por ciento de las mujeres, aunque su embarazo haya sido sano y normal; para ese momento el bebé ya nació, salió la placenta y es cuando aparece la hemorragia”.

Atonía uterina
El ginecólogo experto en urgencias obstétricas mayores alertó que la causa más frecuente de la hemorragia obstétrica se llama atonía uterina o falla en la contracción del útero y se presenta cuando el útero no se contrae correctamente después del parto, provocando un sangrado abundante donde estaba insertada la placenta; y aunque muchas mujeres no mueren, tienen complicaciones severas por ello.

“Hay pacientes que tienen mucho más riesgo, tienen una inserción anormal de la placenta que se llama acretismo. Es una complicación muy grave en la que se requieren de habilidades, destrezas y competencias muy importantes para poderlo resolver, eso no lo resuelve cualquier ginecobstetra”.

Detalló que para resolver una hemorragia, se deben administrar uterotónicos, es decir, medicamentos que provocan la contracción. Sin embargo, existen mujeres que no responden a dichos medicamentos, por lo que se recurre a emplear diferentes técnicas.

“Se utilizan balones que van dentro del útero o el pinzamiento de arterias a través de vagina, o la colocación de un traje antichoque no neumático, y cuando no responden a eso vamos a las cirugías, podemos poner suturas en el útero, o detener la circulación del útero ligando las arterias que lo nutren y finalmente habrá mujeres a las que se les deberá quitar la matriz para detener el sangrado, pero hoy en día, son las mínimas”.

Con los medicamentos y técnicas que se emplean actualmente, es mínima la cantidad de pacientes a las que se les extirpa el útero. Después de padecer una hemorragia obstétrica, dependiendo de la gravedad del caso y de las técnicas quirúrgicas utilizadas, en general, una mujer podrá estar en condiciones de embarazarse de nuevo después de un año y medio.
Cabe resaltar que una de las técnicas para prevenir la hemorragia obstétrica es administrar oxitosina intramuscular inmediatamente después del nacimiento del bebé al salir la placenta.