Los Mochis

Nadie fue con engaños a ver al presidente: líderes indígenas

Los gobernadores tradicionales indígenas de cinco comunidades aseguran que llevaban peticiones a AMLO. Dicen que aunque no iban especialmente a dar el aval para la construcción de la planta, están de acuerdo con el proyecto 

Por  Adrián López

Instalaciones de las oficinas administrativas donde se pretende instalar la planta de amoniaco.(EL DEBATE)

Instalaciones de las oficinas administrativas donde se pretende instalar la planta de amoniaco. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Los gobernadores tradicionales indígenas de las comunidades de Vallejo, El Colorado, el 5 de Mayo, Lázaro Cárdenas y El Carricito acudieron a EL DEBATE para desmentir que fueron llevados con engaños y que tampoco llevaron gente engañada a ver al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para dar su aval a la planta de fertilizantes en el puerto de Topolobampo.  

“Queremos aclarar que somos representantes de nuestros pueblos y no queremos que se diga que fue engañada nuestra gente. Nosotros no movimos a nuestros pueblos, nosotros no movimos gente. Fuimos todos los gobernadores en representación de nuestros pueblos, pero no llevamos al pueblo”, manifestó Reynalda Leyva Urías, gobernadora tradicional del ejido Vallejo y coordinadora de los gobernadores indígenas en Ahome. 

Añadió que están a favor de la planta, pero no fueron precisamente a eso, sino a llevarle peticiones de mejoras a las comunidades indígenas. 

“Estuvo mucha gente en apoyo a la planta. Nosotros estamos a favor también de la planta, pero en ese momento nosotros llevábamos propuestas de mejoras para nuestras comunidades, de proyectos, que traigan mejoras a nuestro pueblos, mas no estaba enfocado tanto en ese tema”, dijo. 

Expuso que Víctor Montaño, del ejido Ohuira, quien declaró antier, sí se molestó cuando vio a los de las playeras con la leyenda ‘Aquí sí’, pero que él iba a hacer un trabajo como músico.

Él es el que está declarando que lo llevamos con engaños, pero él iba a hacer un trabajo. No sé qué pretende con eso de estar declarando que fue engañado”. 

Buscan mejoras

Por su parte, Librado Bacasegua Elenes, gobernador indígena de El Carricito, de la sindicatura de Topolobampo y presidente del Consejo Estatal de Gobernadores Indígenas, manifestó que nadie fue engañado, pues todos tenían conocimiento de que iban a ver al presidente para entregarle peticiones.

“Los gobernadores tradicionales, unos días antes, ya habíamos tenido reunión para darles a conocer que se le iba a entregar una petición al presidente”.

Añadió que ya basta de que digan que los indígenas no están de acuerdo con la planta, pues dijo que eso es falso.

“También apoyamos la planta porque esperamos que haya desarrollo en las comunidades indígenas. El gobierno sólo no puede, entonces esperemos que la empresa (GPO) venga y desarrolle a las comunidades indígenas. Hay muchas necesidades, faltan aulas, faltan viviendas, falta todo.”

Rosario Valenzuela Huicho, gobernador tradicional del ejido 5 de Mayo, comentó que él organizó el evento de la música tradicional que presentarían al presidente López Obrador y que nadie fue con engaños.

“La coordinación fue la que nos financió a todos. Nos pagó 500 pesos a cada uno. Nos manifestamos como músicos tradicionales. Es nuestro trabajo. Ellos ya sabían que iba a ver simpatizantes y no simpatizantes de la planta. Nosotros vamos con todos. Es nuestro trabajo como músicos. Si la planta nos invita, vamos; si el gobierno federal nos invita, vamos, ¿por qué no? No le hacemos daño a nadie, es nuestro trabajo.”

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo