Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Niño de 10 años se incendia cuando jugaba con "cebollitas"

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Escuchó los gritos de su hijo, salió corriendo para ver qué pasaba y lo vio incendiándose.

Lorena Guadalupe Lozoya Sáenz, una madre de familia del ejido Primero de Mayo, nunca olvidará la escena en donde el mayor de sus retoños, el pequeño Brian Rodríguez, se retorcía en el suelo por el intento de apagar las llamas que le quemaban fuertemente.

Desesperada por lo que veía, la madre del menor de 10 años hizo de todo para apagar las llamas y después de unos minutos lo logró; no obstante, Brian Rodríguez ya tenía quemaduras de segundo grado en axila y tórax.

La primera opción fue llevarlo al Hospital General de Los Mochis, lugar en donde no le quisieron dar atención médica porque no tenían el recurso necesario para cubrir los gastos del servicio.

Frustrada porque su hijo continuaba en agonía y ahora se le dificultaba la atención médica, recordó que tenía un seguro agrícola, pues se dedica al campo.

Para suerte de la familia, el seguro sí cubría el hecho, así que Brian Rodríguez fue recibido y atendido en la clínica de ginecopediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde fue estabilizado.

Después de algunos días del suceso, y ya más tranquila, Lozoya Sáenz relata el sufrimiento que vivió al ver cómo su hijo se quemaba frente a sus ojos.

"Escuché que mi hijo gritaba y salí y ya se estaba quemando. Como pude lo apagué y lo traje al hospital para que lo atendieran, pero resultó con quemaduras de segundo grado en axila y tórax", puntualizó.

La madre de familia explicó que su hijo se encontraba prendiendo "cebollitas" y cada vez que prendía una colocaba el encendedor frente a una hornilla, después de un rato así, el encendedor se calentó, él se lo metió en la bolsa y, de una forma inexplicable, le explotó, lo que provocó que se incendiara rápidamente.

Ayer, la Fundación Shriners trasladó a Brian Rodríguez a su hospital en California, Estados Unidos, ya que es una institución médica especializada en el tratamiento de quemaduras. El tratamiento para el niño del Primero de Mayo será de un mes, tiempo en que le realizarán algunos injertos de piel para evitar posibles secuelas en su desarrollo.

En entrevista para EL DEBATE, justo antes de ser trasladado a California, tanto la madre de familia como el hijo reconocieron los riesgos que se corren al "jugar con cohetes", e hicieron la recomendación a los padres de no permitir que sus hijos tengan contacto con este tipo de "diversión", pues podría pasarles lo mismo que a ellos.

Síguenos en Twitter: @DBT_LosMochis

Facebook: ElDebateLosMochis <iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/B_BPRkD04a4" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>