Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Otro panteón clandestino de asesinados"

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Fétidos olores salían con el paso de las excavaciones. Hallan un cuerpo, luego suman dos, tres, cuatro... cinco personas asesinadas. "Es otro pequeño panteón clandestino", dijo uno de los presentes. Los cinco cuerpos fueron encontrados en un diámetro de 30 metros aproximadamente. Al parecer son de sexo masculino.

Eran las 07:30 horas, el sol salía por instantes y después se escondía entre las nubes cargadas de agua. Familiares de Luis Fernando Higuera Verdugo llegaron puntuales. "Nos dijeron que temprano y temprano llegamos", dijo uno. Lamentan el poco interés que muestra el personal de la Procuraduría General de Justicia en realizar las diligencias. Durante la espera platican el drama vivido tras la desaparición de su pariente. Sospechan de todo, hasta de miembros de la familia. No descartan ninguna posibilidad. Avanzan los minutos y el desespero aumenta ante la tardanza de las autoridades. " Yo creo que no saben lo que es tener a un familiar desaparecido. Claro, si fuéramos alguien del gobierno o gente de dinero, aquí estuvieran desde temprano". Uno lee EL DEBATE. Pone atención a la información sobre lo ocurrido un día antes en ese lugar. "Tienen razón, ayer no se podía hacer nada", comentan. Luego llegan las autoridades y la esperanza renace. Durante las diligencias llegan más personas. Una mujer grita y llora al saber que uno de los cuerpos traía la misma vestimenta que su hijo, una víctima más de la delincuencia, un desaparecido por sujetos armados. El pasado lunes el joven estaba vendiendo discos y memorias en la entrada de la cabecera municipal y fue 'levantado'. Ya no se sabe de él. Probablemente esté entre los cinco cuerpos u otra de las muchas fosas clandestinas que hay en la zona norte de nuestro estado.

La otra cara: desesperada búsqueda de familiares desaparecidos.

"Es desesperante lo que estamos viviendo. El no saber si está vivo o muerto nos está acabando. Era buena persona, se lo aseguro, no debía nada y no hacía nada malo", comentó un tío del desaparecido.

Explicaron que individuos armados irrumpieron en su vivienda. Luis Fernando dormía con su esposa y al ver que ingresaron los desconocidos salió por la parte trasera de la casa e intentó brincar un dren. Los gatilleros lo persiguieron y le dispararon con pistolas. Después de eso desapareció.

La familia indicó que en ese lugar hallaron varios casquillos calibre .9 milímetros y una playera con manchas de sangre.

"Desde entonces no sabemos de él", agregaron.

Durante los trabajos de excavación, primero hallaron el cuerpo de una persona que vestía un pantalón de mezclilla color azul y una camisa a cuadros. A uno dos metros localizaron otra fosa y dentro los restos de un hombre que sólo traía un short (este podría tratarse de Luis Fernando Higuera).

Los investigadores, junto con civiles, militares y empleados de una funeraria continuaron con la excavación y aproximadamente 30 metros hacia el norte de las primeras dos fosas, encontraron los restos de tres personas enterradas en diferentes pozos. Uno vestía pantalón color azul, camisa del mismo color y calzaba unos zapatos color negro, el otro traía puesto un pantalón color negro y una camisa de cuadros color azul y blanco, y el último, un pantalón color negro y una playera manga larga color rojo.

Finalmente, un agente del Ministerio Público del Fuero Común y los encargados de Averiguaciones Previas de la PGJE dieron fe de lo ocurrido.

Los cuerpos fueron llevados a una funeraria de esta ciudad ante la mirada de tristeza y de desconcierto de decenas de personas que buscan a familiares que han sido desaparecidos de manera forzada.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/_iOn0B4j_rA" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>