Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Reforma fiscal va en contra de la competitividad de empresas

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- El anuncio de Enrique Peña Nieto, de que en lo que resta de la actual administración el Gobierno Federal no propondrá nuevos impuestos ni aumentar la tasa de los ya existentes no es suficiente para empresarios y legisladores, debido a que la reforma fiscal no es lo mejor para el país.

El presidente de Coparmex delegación Los Mochis, consideró que la reforma fiscal va en contra de la competitividad de las empresas, entre ellas la no deducibilidad de impuestos de algunas de las prestaciones laborales.

Coparmex continúa firme en su postura, mientras no haya negociación en las reformas secundarias.

"Necesariamente se tienen que establecer mesas de trabajo, para analizar a detalle cuáles son los impactos de la reforma fiscal y una vez hechos los análisis se pueda dar marcha atrás a situaciones como la deducibilidad de impuestos a las prestaciones laborales al 100 por ciento, así como que se dé marcha atrás a la homologación del impuesto en la frontera", asentó.

De igual forma el Diputado, Gerardo Peña Avilés, aseguró que si no todos los empresarios, sí la mayoría de ellos fue afectado por la reforma fiscal y que no hay nadie que se haya beneficiado de esta.

"Los sectores productivos están preocupados ya que están viendo que van a pagar más impuestos y están viendo que se está desincentivando la productividad de las empresas. El gobierno dice que con esa reforma habrá más dinero, pero no vemos de dónde", asentó.

Peña Avilés dijo que el gobierno federal debe de ser más sensible con el sector empresarial ya que los funcionarios y los gobernantes son los servidores de los ciudadanos.

"Las autoridades tienen la obligación de atender las demandas de la población y no buscar su beneficio propio. Al gobierno y a los diputados hay que exigirles", asentó.

Por su parte, Héctor Cárdenas Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Nacional del Centros Cambiarios señaló que contrario a lo que se ofreció, la reforma fiscal resultó más severa, recaudadora y golpeadora porque canceló la deducibilidad de los Vales para alimentos, gasolina y otros en perjuicio de las empresas y de sus trabajadores.