Los Mochis

Sinaloenses, entre los que menos denuncian delitos

33 millones de delitos sucedieron en la República mexicana durante el 2018, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública

Por  Ramón Verdín

Extorsión fue el delito más común en México: catorce estados lo sufrieron en 2018.(EL DEBATE)

Extorsión fue el delito más común en México: catorce estados lo sufrieron en 2018. | EL DEBATE

Sinaloa.- Uno de cada tres hogares mexicanos tuvo entre sus habitantes a una víctima del delito en el 2018, lo que equivale a 24.7 millones de víctimas del delito, mayores a los 18 años, y representa una tasa de 28 mil 269 víctimas por cada cien mil habitantes. 

De hecho, por cada víctima sucedieron al menos 1.3 delitos (mismo nivel registrado en el 2017), sumando hasta 33 millones de delitos en el 2018, según los datos proporcionados por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), publicada el 24 de septiembre del 2019 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Asimismo, los resultados emanados de la Envipe revelan que en el 2018 se denunció el 10.6 por ciento del total de los delitos, para los cuales el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación en el 63.9 por ciento de los casos.

Durante el 2018 se inició una averiguación previa en el 6.8 por ciento del total de los delitos, lo que representa que en el 93.2 por ciento de los casos no hubo una denuncia formal o no se inició una averiguación previa o una carpeta de investigación. 

En este tenor, Sinaloa se posicionó como uno de los estados donde menos se denuncian los delitos, situándose por detrás únicamente de Guerrero (en el 98 por ciento de los delitos no se inició averiguación previa o carpeta de investigación). En Sinaloa, el 96.3 por ciento de los delitos no avanzaron hacia una carpeta de investigación. 

Por otra parte, la incidencia delictiva en los delitos personales; es decir, aquellos que afectan a la ciudadanía de manera directa y no colectiva (tales como el robo a casa habitación), es mayor en los hombres para la mayoría de los delitos, excepto para los delitos sexuales, donde las mujeres se ven más vulneradas por estos tipos de hechos al contar con una tasa de incidencia de 2 mil 747 delitos por cada cien mil mujeres, cifra estadísticamente igual a los 2 mil 733 delitos estimados en el 2017. 

También se contabilizaron once delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delito sexual cometido a hombres.

Sin formalizar denuncias

En el sur de Sinaloa, Jesús Rafael Sandoval Gaxiola, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en Mazatlán, reiteró que los llamados a la sociedad para denunciar hechos delictivos son frecuentes.

Particularmente, los robos a negocios incrementaron en número; sin embargo, fueron pocos los establecimientos que formalizaron el procedimiento: «No van y presentan una denuncia. Entonces, en la medida que denuncien, nosotros como organismos estaremos para presionar a las autoridades. Mientras no tengamos esos elementos en la mano, no podemos ejercer presión con la Administración pública», asentó el representante de la clase empresarial.

Sandoval Gaxiola subrayó que una de las principales causas por la que la iniciativa privada no prosigue es por un exceso de burocracia: «Les roban, van a una dependencia, y les dicen que no es ahí. Es un problema hacer una denuncia. Otra es que si les roban más de una vez y denuncian, la carpeta de investigación ahí queda, no hay persecución del delito. La gente se hace apática». 

Llamó a las autoridades municipales para incidir de manera preventiva en los sectores más jóvenes de la sociedad:

En la prevención es donde está todo. Tenemos que formar esa cultura con los jóvenes y enseñarles todas las problemáticas y retos que observamos en la sociedad».

Respecto a conductas delictivas, Sandoval precisó que el consumo de drogas sería una cuestión seria a resolver en el puerto. 

Conductas antisociales

En el apartado de comportamientos delictivos, a nivel nacional prevaleció el consumo de alcohol en la calle como uno de los principales detonantes, con una incidencia del 65.4 por ciento, tendencia que se observa en Sinaloa durante el 2018. Otro de los hábitos que los mexicanos contemplaron perjudicial fueron los robos o asaltos frecuentes, con el 52 por ciento de opinión. 

Sinaloa difiere, ya que la segunda actitud más nociva para la ciudadanía es el consumo de droga, seguida de robos o asaltos frecuentes, venta de droga y disparos al aire. 

Por su parte, Juan de Dios Quintero, coordinador de Programas Preventivos en la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en Ahome, resaltó que uno de los mayores aciertos para incidir en la población es llegar a los menores de edad a través de la colaboración con escuelas donde se dan los repuntes de tendencias antisociales y con otras instancias gubernamentales:

«Hay alcohol, hay violencia; hay drogas, hay violencia. A través de una intervención directa es como hemos logrado bajar índices de violencia en el municipio de Ahome, con este tipo de estrategias», reconoció.

De esta manera, sería la presencia de sustancias nocivas para la salud las que propiciarían las conductas delictivas, argumentó el experto:

El alcohol te lleva a perder la cabeza, al robo, al asalto, a los disparos, es un problema conductual». 

Ejemplificó que, en un choque, donde resultaron muertas dos personas, el responsable atribuyó el incidente a manejar, no a las bebidas embriagantes que ingirió esa noche. «Le echaba la culpa a que andaba manejando a altas horas de la noche, cuando en realidad su problema era de alcoholismo. Minimizó su adicción al alcohol».

Finalmente, Quintero llamó a todos los sectores de la población a formar una cultura de la prevención.

«El departamento de Trabajo Social de Seguridad Pública de Ahome busca al papá, toca puertas, visita hogares, hasta encontrarlos. Vale la pena», concluyó.

Inseguridad, la mayor preocupación de los mexicanos. Foto: Archivo/  EL DEBATE

Inseguridad, la mayor preocupación de los mexicanos

Pese al escaso nivel de denuncia de la población, la Envipe estimó que a nivel nacional el 67.2 por ciento de la población de 18 años y más considera a la inseguridad como el problema más importante que los aqueja actualmente, seguido del desempleo (con un 32.8 por ciento) y, en tercera posición, el aumento de los precios, con 28.1 puntos porcentuales.

Se estimó que, conforme a la información del instrumento demográfico, el 78.9 por ciento de la población de 18 años y más considera que vivir en su entidad es inseguro a consecuencia de la delincuencia durante el período de marzo a abril del 2019, cifra estadísticamente equivalente a la estimada en la edición anterior de la encuesta.

Sinaloa no se situó entre los estados que peor percepción tienen sobre la seguridad pública, los primeros fueron para Tabasco (donde el 90.2 por ciento de la población se siente más insegura que el año anterior), seguido de la Ciudad de México (con el 89.2 por ciento); y en el tercer puesto el Estado de México y Guanajuato (con 88.8 por ciento de población que siente un deterioro en la seguridad pública).

LOS DATOS

Percepción
En términos generales, las mujeres se sienten más inseguras que los hombres en diversos lugares públicos o privados, como cajeros automáticos (82.4 %), bancos (72.6 %), transporte público (71.5 %), entre otros, según la Envipe 2019.

Orígenes
A nivel nacional, el 65.4 por ciento de la población de 18 años y más identifica en los alrededores de su vivienda como la primera conducta delictiva o antisocial el consumo de alcohol en la calle; le siguen conductas como robos o asaltos y consumo de droga.

CIFRAS

  • 31.7 por ciento de las víctimas de un delito considera una pérdida de tiempo denunciarlo.
  • 17.4 por ciento de las personas aquejadas por la delincuencia, pero que no denunciaron, fue por desconfianza a la autoridad.