Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Suspenden a empleados de Inspección por uso de poder

Retiraron de la vía pública a un comerciante presuntamente de forma inapropiada

El panadero fue desalojado de la vía pública. Foto: EL DEBATE.

Los Mochis, Sinaloa.- Por actuar en contra de la normativa y sobre todo por el uso del poder utilizado en contra de un comerciante de la vía pública la noche del miércoles, trabajadores de la Dirección de Inspección y Normatividad quedaron suspendidos por tiempo indefinido, declaró Álvaro Ruelas Echave.

El alcalde de Ahome quien este día recibiría un premio en la ciudad de México por la gobernabilidad, lamentó los hechos haciendo alusión a que este tipo de actitudes no serán permitidas bajo ninguna condición.

Agregó que el caso fue pasado a la Contraloría para que se realicen las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades o bien, para actuar en consecuencia.

Foto: EL DEBATE

El funcionario mencionó que decidió no ir a recibir la distinción alegando que sería contradictorio estar recibiendo el presente mientras el municipio está en medio de fuertes críticas por el actuar de los inspectores.

Cabe mencionar que elementos de la dependencia municipal retiraron de la vía pública a un comerciante que ofrecía empanadas en la esquina de Zaragoza y Obregón, lugar que no es permitido para dicha actividad.

Foto: EL DEBATE

Sin embargo, los servidores públicos al intentar quitarlo y ante la insistencia del comerciante de permanecer ahí, solicitaron la presencia de elementos de Seguridad Pública quienes se llevaron al ciudadano detenido.

LOS HECHOS
Como un abuso de autoridad calificó el señor Onofre Salazar López los hechos ocurridos la tarde de este miércoles, cuando inspectores del área de Normatividad le decomisaron parte de la mercancía que vendía en el sector centro y posteriormente lo remitieron a Barandilla.  

El percance ocurrió alrededor de las 18:30 horas, en la esquina de Obregón y Zaragoza.  

Según refiere el afectado, tenía alrededor de cinco minutos que había llegado a vender empanadas, como lleva haciendo desde hace 26 años, cuando se presentó personal de Inspección y Normatividad y le indicó que llevaba una orden para decomisarle el producto. 

Salazar López se negó a entregar la mercancía; sin embargo, sí accedió a cambiarse de lugar, ya que no tiene un puesto fijo y trabaja como ambulante en el centro.

“Me dijeron que me iban a decomisar el producto y les dije que no estaba de acuerdo; que sí me podía mover, por darles la atención que se merecen”, expresó. 

Asimismo, la situación fue a subiendo de tono y los inspectores lograron decomisarle una cubeta con empanadas, mientras que el comerciante, en un momento de ofuscación, terminó por arrojar al suelo el contenido de la segunda, con lo cual contabilizó pérdidas por aproximadamente 900 pesos, los cuales eran el sustento para su familia, entre ellos tres jóvenes estudiantes. 

Advertencia: El video que se presenta a continuación contiene lenguaje explícito.