Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Temperatura bajo cero en la sierra del municipio de Morelos, Chihuahua

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Es de madrugada. El reloj marca las 05:30 y los cantos de los gallos rompen el silencio que reina durante la fría madrugada del domingo en El Tablón, Morelos, Chihuahua. Después de una taza de café bien caliente nos dirigimos rumbo a la comunidad de Paloma, donde el frío cala no hasta los huesos, sino hasta el tuétano; duelen las coyunturas, la cabeza, los labios se parten, las manos parece que cambiaran de color. El frío es el amo y señor de estas comunidades que no saben qué se siente tener calor.

"Aquí en los meses de verano todavía andamos con ropa de invierno", expresó una de las habitantes.

Llegamos a Palomas casi a las 7 de la mañana, donde el silencio y el frío daban un aspecto de pueblo abandonado, de soledad; las casas solas, los puros ladridos de los perros se escuchaban. No hay señal de nada, menos de celulares, sólo de radios especiales.

Las líneas de humo que salen de las rústicas chimeneas, que están en las casas de madera, nos dan una idea de que ahí vive alguien y que ya se han levantado del lugar en donde duermen, pero siguen encerrados en sus casas, pegados a las estufas tradicionales; no quieren salir por temor al frío, a enfermarse, ya que cada mes asiste un doctor a la comunidad aun cuando hay un dispensario médico, el cual es atendido por un auxiliar.

Francisca Cabrera no está encerrada con sus dos hijos en su casa; se encuentran afuera, a la intemperie. Están alrededor de una fogata, la cual da señales como si estuviera prendida desde hace varias horas. Mientras los reporteros de esta casa editorial platicaban con Francisca, su hija, la menor, se encontraba rígida como un pequeño capullo; sus mejillas, las cuales habían sido tocadas por el inmenso frío, tenían un color rojizo, un rojo que se hacía más intenso cuando se acercaba al fuego para arrojar algún tronco a la hoguera.

Francisca, quien nos dijo que la estufa que le dio el gobierno tuvo un desperfecto desde que se la dieron, tiene que ir todos los días por leña, ya que, a decir de ella, la fogata les ayuda mucho a mitigar las altas temperaturas de la noche y la mañana. Expresó que cuando sale el sol también es de gran ayuda porque salen a calentarse.

Síguenos en Twitter: @DBT_LosMochis

Facebook: ElDebateLosMochis <iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/D537NdguSnw" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>