Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Tenemos la visión de ayudar y aportar algo"

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Su vocación de ayudar a la gente inició desde hace muchos años, cuando decidió integrarse a las filas de Cruz Roja Los Mochis. Sin embargo, eso no fue suficiente, pues quería experimentar la satisfacción de salvar vidas en el área hospitalaria, por lo que, pese a los tabús que la enfermería la ejercen sólo las mujeres, estudió la carrera de Licenciatura en Enfermería, y desde hace 3 años se desempeña en el área de urgencias del Hospital General como enfermero. Hoy festeja su día.

Su necesidad de ayudar a la gente la trae en la sangre, pues tanto su madre como su padre dedicaron su vida a la Cruz Roja. Su papá, Francisco Javier Sandoval Valdéz, llegó a ser segundo oficial dentro de la benemérita institución, hasta que falleció en 1992.

Por su parte, su mamá Xóchitl Martínez Valenzuela se mantiene sirviendo en la Cruz Roja, hasta la fecha.

Hoy, en el Día del Enfermero, Javier reconoce que es una profesión difícil, pues tiene que presenciar en muchas ocasiones el dolor humano, y la pena de muchas familias que pierden a un ser querido; pero también experimentan la satisfacción de salvar vidas, y ayudar a que los pacientes sigan adelante.

"Ves tantas cosas que algunas situaciones sí te pegan duro. Ves los sentimientos a flor de piel, y en muchas ocasiones si llega a doler un poco", expresó.

"Pero cuando alguien te dice "muchas gracias por tus servicios", cuando te reconocen el trabajo, es lo mejor que te pueden dar", admitió.

El joven enfermero aún recuerda cuando, con la ayuda de sus compañeros médicos del Hospital General, y la atención prehospitalaria de sus compañeros de Cruz Roja, salvaron la vida de un pequeño de 5 años que cayó dentro de una cubeta con agua. "Al niño lo sacaron del paro respiratorio, y con el tiempo tuvo una muy buena evolución y salió adelante. Le pones todo lo que está al alcance para tratar de sacarlos adelante, pero pues no siempre se puede", relató.

Pese a que en ocasiones, por el tiempo es difícil compaginar la enfermería con ser paramédico, él siempre lo hace de corazón y con toda la humildad posible.

Por tal motivo, en el marco del día del (la) enfermero (a), Javier hace un llamado a sus compañeros de gremio para desempeñar su vocación con humanismo y empatía con las demás personas.

"Es el lado humanista de las personas, y hay que recordar que cuando iniciamos la carrera, lo hicimos con una visión de ayudar y aportar algo a las personas que necesitan en su momento más crítico, pues por eso van al hospital, porque lo necesitan, no porque les guste", exhortó.

Síguenos en Twitter: @DBT_LosMochis

Facebook: ElDebateLosMochis