Los Mochis

Tres millones padecen rezago alimenticio en Sinaloa

El aumento de los precios de la canasta básica y el menor ingreso de los trabajadores inciden en que el problema se agudice en la entidad
 

Por  Ramón Verdín

Tres millones padecen rezago alimenticio en Sinaloa

Tres millones padecen rezago alimenticio en Sinaloa

Los Mochis, Sinaloa.- Casi tres millones de sinaloenses padecen  rezago social y alimenticio. La mayoría de ellos se relacionan con la actividad agropecuaria. En un acto de contrariedad, Sinaloa es una de las entidades federativas mexicanas con mayor desarrollo en el campo, pero también una de las que más sufre hambre.

De acuerdo a la estadística que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) maneja, correspondiente al año 2015, 2 millones 966 mil 321 habitantes viven los estragos de las carencias antes mencionadas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Otros problemas.
Estas faltas por lo regular vienen acompañadas de precariedades en otros aspectos de la vida.
Por ejemplo, casi la mitad de las personas en pobreza extrema y alimenticia en la entidad, no tienen acceso a la seguridad social (49.3 puntos porcentuales).

Estos indicadores repercuten en una alimentación óptima y en la apremiante carencia de recursos económicos, la deserción escolar, la ausencia de servicios de salud y la escasez de servicios básicos de vivienda son preocupantes para este sector de la población, factores que se manifiestan en aproximadamente el 20 por ciento de las personas con marginación alimenticia.

Las insuficiencias se reflejarán también en el plano educativo, al menos en Sinaloa, ya que del universo en condiciones precarias, el 19.1 por ciento padecen de este ámbito, mientras que el 18 por ciento tiene carencia de servicios básicos de vivienda o, en el peor de los escenarios, no tienen una vivienda (10.8 por ciento).

Precios.
El aumento en los precios de los alimentos básicos es un factor que incrementa más la brecha entre las clases altas y bajas. Por lo tanto, de acuerdo a mediciones del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), del primer trimestre del 2015 al primer trimestre del 2016 hay un mayor número de personas que tienen un ingreso laboral menor al valor de la canasta alimentaria.

Esto se traduce en 13.9 por ciento de personas que no pueden costearse una canasta alimentaria básica, la cual consiste, según las especificaciones de Coneval, en granos como el maíz, trigo, arroz, carne de res, carne de puerco, pollo, pescado, leche, queso, huevo, aceites, papas, cebolla, chile, tomate, frijol, limón, plátano, azúcar y otras bebidas no alcohólicas.

En un comparativo realizado por Coneval, se concluyó que el precio de la misma canasta básica presenta grandes diferencias tanto en el entorno urbano, como en el rural. Mientras que en enero del 2009, la canasta básica en Sinaloa costaba 648.18 pesos en los pueblos, esta costaba 918.87 pesos en la ciudad. Actualmente, igual cantidad de producto tiene un valor en el medio rural de 959.59 pesos, mientras que adquirirla en las principales ciudades del estado eleva los precios hasta 1339.39 pesos.

Crisis mundial.
Este año, a los diferentes países que conforman la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se les instó para replantear la agricultura y la alimentación como una de las aristas a tocar en materia del cambio climático, bajo el lema: “El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también”.

Igualmente, se precisó que las áreas rurales deben tener una gran prioridad para las naciones, debido a que en ellas se concentra la mayor parte de la población con pobreza alimenticia y pobreza extrema.
Una de las estrategias que se deben emplear, según el organismo internacional, es el fortalecimiento de los pequeños agricultores, para garantizar el abasto de comida en una sociedad cada vez más hambrienta.

La seguridad alimenticia dependerá en gran medida del combate al cambio climático, así como de variables tales como las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desgracias relacionadas como desastres climatológicos, aseguró el último informe al respecto de la FAO.  

Bancos de alimentos

“Alimenta” es la campaña anual de recolección de alimentos que promueve la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos de México, conformada por 57 bancos alimenticios en el país que apoyan un promedio de más de 1.2 millones de mexicanos en pobreza alimentaria.

Dicha recolección se efectuó cada mes de octubre, con motivo del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el 16 de octubre.

Esta colecta, antes llamada “Por un México sin hambre”, se hace con ayuda de la Secretaría de Defensa Nacional, que apoya con  sus  estudiantes de servicio militar y con voluntarios y equipo operativo de Banco de Alimentos, los cuales coordinan la colecta casa por casa en las ciudades que tienen presencia. Por más de diez años se ha realizado la colecta y anualmente se recaudan miles de toneladas.

  • los mochis
  • dia de la alimentacion
  • mexico sin hambre

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo