Los Mochis

Un abuelo ejemplar

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Nadia Vázquez

Acompañado por dos de sus nietas más pequeñas

Acompañado por dos de sus nietas más pequeñas

Los Mochis, Sinaloa.- Al son de José Alfredo Jiménez, el señor Francisco Vázquez relata su historia: infancia, trabajo, familia y características del antiguo Mochis, así como su trabajo en el ferrocarril mexicano.

Infancia.

Nació en un pueblito de San Blas, en el limite de Sibajahui y Lo de Vega; a los nueve meses, su padre, quien trabajaba en el Ferrocarril Kansas, fue trasladado a la ciudad de Los Mochis.

"En aquel entonces la ciudad estaba desolada, no había calles pavimentadas, llovía y se hacían unos lodazales y no había tantos carros. Vivíamos donde estaba el hotel América, por la calle Rosendo G. Castro", platicó.

A los seis años ingresó a la escuela Justo Sierra, "No llegaba mi amá a la casa cuando yo ya estaba allá, me salía por las ventanas como los gatos. Era muy cimarrón", comentó. Después de ese tiempo se fueron a vivir a la Castro, por lo que lo inscribieron en el Colegio Insurgentes, que le quedaba más cerca, pero al ahogarse el director en la Bocatoma muchos niños se regresaron a sus antiguas escuelas por no recibir la misma atención.

Unos años después comenzó a tocar la guitarra con ayuda de un albañil que pasaba por el frente de su casa.

Trabajo.

Al ser hijo de un trabajador, tenía derecho a ingresar al ferrocarril, por lo que fue contratado y lo llevaron a trabajar a Loreto. Cuenta que en aquellos años había una cooperativa que cada mes les llevaba zapatos, ropa y alimentos, cada Navidad les regalaban pavos para la cena navideña y podían viajar gratis en el ferrocarril, prestación con la cual conoció la Ciudad de México. Formó un conjunto de ferrocarrileros con tres amigos más: tololoche, guitarra y acordeón; se hacían llamar "Los Bribones del Riel", amenizaban el 7 de noviembre, Día del Ferrocarrilero, con canciones como La Rielera y Máquina 501.

Familia.

Conoció a su esposa porque era hermana de su cuñada, convivió con ella cinco años como amigos y se casó a los 25 años. "La acompañaba una que otra mañana al kínder donde ella trabajaba, fuimos amigos cinco años, hasta que un día le dije que si quería ser algo más y al mes nos fuimos a vivir juntos a un campamento en Loreto, donde yo trabajaba; nos casamos y tuvimos a nuestro primer hijo". Después de 7 años, lo cambiaron de nuevo para Mochis, en un puesto de cobrero; se encargaba de arreglar los panales de cobre de la locomotora y cajones para rieleras de láminas, hasta que cumplió el tiempo de servicio y en el año '93 fue jubilado y pensionado.

Nietos.

Actualmente tiene 4 hijos, 11 nietos y 2 bisnietos, a quienes apoya constantemente y educa con mucho amor.

"Dicen que se quieren más a los nietos que a los hijos; cuando alguno se cae o se golpea siento mucho desespero. Es el último cariño que está mostrando uno, en el momento se quisieron a los hijos y aún se quieren. Los nietos son un cariño muy especial."

Relata entre risas que su primera nieta lloraba todos los días para que le compraran una dona, "una vez que la chupaba y le comía toda el azúcar, me ofrecía y lloraba si no me la quería comer. No le dejaba ni un granito de azúcar y me la tenía que comer toda babeada para que dejara de llorar". Añadió que le gusta mucho cuando uno de sus nietos y su hijo le tocan la guitarra y le cantan algunas canciones que hablen de Dios; asimismo agradeció a EL DEBATE por ofrecerle la oportunidad de contar una parte de su historia.

<a href="https://twitter.com/DBT_LosMochis" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_LosMochis</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<iframe src="http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=https://www.facebook.com/ElDebateLosMochis"

scrolling="no" frameborder="0"

style=border:none;width:450px;height:66px></iframe>

En esta nota:
  • José Alfredo Jiménez
  • Francisco Vázquez
  • infancia
  • trabajo
  • familia
  • Los Mochis
  • ferrocarril
  • San Blas
  • Sibajahui
  • Lo de Vega