Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un exmilitar, el sujeto que asesinó a balazos a su esposa

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- "La maté, la maté", fue lo que gritó con desespero a los policías al intentar darse a la fuga el presunto homicida que minutos antes le disparó con un arma de fuego a su esposa, en el ejido Nuevo San Miguel.

El supuesto asesino que no logró huir de los elementos de la Policía Municipal, fue identificado como Julio Hernández Hernández, un exmilitar originario del sur del país, de 46 años, con domicilio en el sitio donde se dio el violento hecho.

Una llamada al sistema de C-4 ayer a las 22:27 horas, movilizó a las autoridades a la casa que compartió por varios años con su cónyuge.

Fue ahí donde los agentes localizaron sin vida a Romelia Álvarez Gómez, de 36 años, quien a decir de sus vecinos sufría de constantes maltratos por parte de su pareja sentimental.

Tal y como dio a conocer EL DEBATE en su portal de internet y en su versión impresa, el ataque a balazos se suscitó ayer en la noche cuando la pareja se encontraba en el interior de la humilde vivienda que compartían en el ejido Nuevo San Miguel, pero de manera sorpresiva Julio Hernández, quien se encontraba bajo los influjos del alcohol, comenzó a discutir con su mujer.

En la pelea el sujeto sacó de entre sus pertenencias una arma de fuego calibre .357 magnum, marca S&B, y le disparó a quemarropa.

La bala le entró por el cuello y salió por el hombro izquierdo.

Tras ser herida, Romelia Álvarez se desvaneció en el piso de su casa.

Vecinos de la comunidad que escucharon los gritos de la pelea y posteriormente la detonación dieron aviso a las autoridades. Los agentes preventivos acudieron rápidamente y lograron observar a Julio Hernández, quien al verlos externó: "la maté, la mate". Éste intentó darse a la fuga, pero fue interceptado por las autoridades.

Los policías ingresaron a la casa y observaron el cuerpo de la mujer tirado en el piso en medio de una mancha de sangre. A los pocos minutos arribaron los socorristas de la Cruz Roja, pero Romelia Álvarez Gómez, quien desde hace años sufría violencia intrafamiliar, ya no contaba con signos vitales.

Personal de la agencia de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado se hizo cargo de las diligencias y el cuerpo fue llevado a una funeraria.

Arrepentido y con resaca amaneció hoy el presunto homicida, quien manifestó a los preventivos "no me acuerdo de nada".

Hoy mismo rindió su declaración en la agencia de Homicidios y podría enfrentar cargos por feminicidio en caso de comprobarse su culpabilidad.

Síguenos en Twitter: @DBT_LosMochis

Facebook: ElDebateLosMochis