Los Mochis

Urge remediar la bahía de Ohuira, dice investigador de la UNAM

La empresa Gas y Petroquímica de Occidente ha conformado un equipo multidisciplinario de expertos en temas medioambientales para llevar a cabo los estudios de línea base de flora y fauna de esta bahía

Por  Adrián López

Urge remediar la bahía de Ohuira, dice investigador de la UNAM(EL DEBATE)

Urge remediar la bahía de Ohuira, dice investigador de la UNAM | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- “Urge remediar la bahía de Ohuira, si no los pescadores y los productores se van a quedar con una fosa séptica en frente, y la salud de la gente está en peligro. Yo les pronostico que en cinco años esto ya no tiene solución si no se desatora ahorita, o la solución es carísima. Ahorita es posible”, manifestó Valeria Souza Saldívar.

La investigadora de la UNAM y representante de la empresa QB4 está a cargo del programa de la remediación de la bahía de Ohuira, pues para dar cumplimiento a las condicionantes del resolutivo de los permisos ambientales para la instalación de la planta de amoniaco, la empresa Gas y Petroquímica de Occidente (GPO) ha conformado un equipo multidisciplinario de expertos en temas medioambientales para llevar a cabo los estudios de línea base de flora y fauna de la bahía de Ohuira.

“A mí me impresiona mucho que esta empresa todavía no pone la planta y ya está tomando las medidas para limpiar lo que ella no ensució.”

La doctora en Ecología mencionó que sí es posible limpiar el mar a través de la ciencia y el poder de los microbios.

Humedales artificiales 

Manifestó que el equipo de biorremediación de la empresa QB4 involucrará a los alumnos del Cetmar 13 de Topolobampo y CBTA 81 de Los Mochis en la generación de los consorcios microbianos benéficos y les enseñarán a poner humedales artificiales que van a construir.

“La bahía de Ohuira claro que tiene solución, pero tenemos un tiempo corto y lo que queremos es que los chicos que están estudiando bachillerato tanto en el Cetmar 13 como el CBTA 81 de Los Mochis, sean los guardianes del mar y de la tierra, que tengan todos los elementos para detectar la enfermedad y aplicar las bacterias que están en los lugares sanos, que están en los alrededores, en los manglares sobre todo”, dijo.

Añadió que para que esto ocurra, primero tienen que hacer lo que se llama una línea base de flora y fauna de la bahía a través de la ecología molecular, donde le sacan el ADN al lago y al sedimento.

“En el caso de la bahía de Ohuira, el ciclo de nitrógeno está roto y eso es evidente porque hay un exceso de nitrógeno que está entrando desde la agricultura, de los agroquímicos y hay un exceso de nutrientes que viene también de la ciudad de Los Mochis, y de las granjas que están en el vertedero de la bahía”.

Expuso que con los humedales artificiales con bacterias que tienen los elementos enzimáticos para comerse ese nitrógeno y mandarlo a la atmósfera, hay una enorme posibilidad de que regrese el ciclo a su equilibrio en la bahía de Ohuira.

“Lo que vamos a hacer es que antes de que el agua llegue al mar a ensuciarlo, vamos a hacer los humedales. El asunto es detener el agua con raíces de plantas, con arena y con microbios para que al detenerlo un ratito, las bacterias hagan la chamba y se cumpla el ciclo de nitrógeno y carbono de manera correcta, y eso ya va a limpiar el mar.”

Valeria Souza, investigadora de la UNAM y representante de la empresa QB4. Foto: EL DEBATE

La especialista comentó que se tienen que poner muchos humedales artificiales con bacterias benéficas porque el área de influencia es muy grande, pero que antes van a trabajar con los alumnos del Cetmar 13 y el CBTA 81.

“Para que ellos busquen con nuestra ayuda y guía, y tengan un laboratorio de biología molecular de última generación cada uno en su escuela, y tengan humedales experimentales en sus escuelas, donde ellos hagan los experimentos.”

Destacó que el compromiso del gobierno alemán para el proceso de biorremediacion de la bahía es de 10 años. 

“Y nosotros en esos 10 años vamos a construir la infraestructura en todas las escuelas y además en los drenes que son el problema, no sólo eso sino que les vamos a dar todos los elementos al menos a tres generaciones de estudiantes, que para entonces van a regresar de la universidad y queremos que vuelvan a sus comunidades a regresar el conocimiento que han adquirido.”

Ejemplo mundial

Souza Saldívar, investigadora titular C de la Universidad Nacional Autónoma de México en el Instituto de Ecología, añadió que este trabajo será ejemplo mundial de cómo se puede limpiar el mar.

“Y los guardianes son los niños, y los que van a vigilar qué tantas emisiones suelta la planta, y van a tener PCR en tiempo real, van a estar monitoreando el ciclo del nitrógeno y las toxinas, van a tener el equipo y el conocimiento para hacerlo.”

La investigadora, que como experiencia de estudio tiene el oasis de Cuatro Ciénegas, Coahuila, durante 20 años, tomó antier dos muestras del agua de la bahía para saber en qué estado se encuentra.

“Una muestra en la zona de manglar en un punto que le llamamos 14, que es donde está el delfín Pechocho, un lugar muy diverso y muy bonito, donde en sus sedimentos y su agua esperemos que estén los probióticos sanos, y otro más cerca de Topolobampo, de una playa de plástico, entonces yo creo que la playa de plástico no va a ser tan diversa como donde vive el Pechocho. La diversidad ahorita no se sostiene solita si no entra dinero de la planta, dinero alemán para limpiarla. Antes de que construyan la planta, ya vamos a tener los elementos para ir biorremediando.” 

La investigadora de la UNAM toma muestras del agua en la bahía. Foto : EL DEBATE

Souza Saldívar dejó en claro que las muestras se harán en su laboratorio como una prueba piloto que hace a sus expensas.

Yo le estoy metiendo de mi chequera personal, no de la UNAM, a este proyecto, porque creo en él.” 

Viable la planta

Mencionó que ve absolutamente viable el proyecto de la planta de amoniaco en esta zona de Topolobampo porque no ha conocido ninguna empresa que antes de crear un problema ya está viendo cómo resolverlo.

“Sí van a hacer agroquímicos, esa es la tarea de la empresa; sin embargo, si se hacen agroquímicos de calidad, que se dosifiquen de la manera correcta y les enseñan a los agricultores que el exceso de nutrientes no es bueno, además gastan más”. 

Grupos en contra

Con respecto al grupo de indígenas y ciudadanos que se oponen al proyecto de la planta de amoniaco, dijo que el miedo es parte de la ignorancia a lo desconocido, pero que nunca ha visto que una empresa vea cómo limpiar antes de ensuciar.

“Eso a mí me da mucha confianza, si no no estaría aquí. A mí no me va a pagar nada nadie, lo hago por amor al planeta y por limpiar el mar donde nacen las ballenas. Yo como ser consciente quiero que los mamíferos marinos que también son conscientes tengan una oportunidad de vida, y si seguimos como seguimos, ni mis nietos ni las ballenas van a tener un futuro.”  

Manifestó que los grupos en contra del proyecto no entienden que este miedo infundado en realidad les va a llevar a un desastre ecológico que ya está avanzando y donde los más pobres son siempre los que pagan el pato.

“Los ricos se van a tumbar otro monte y a destruir otras tierras, los pobres no tienen cómo moverse y los pescadores están a punto de quedarse sin pesca, pero si limpiamos el mar, la cosa va a llegar a un equilibrio, por supuesto no hay que sobrepescar porque no hay equilibrio que aguante la sobrepesca.” 

Seminario

GPO realizó su segundo seminario multidisciplinario los días 12 y 13 de febrero para la aplicación de programas ambientales para el mejoramiento de este sistema lagunar (Ohuira-Topolobampo-Santa María), donde el programa más emblemático es la remediación de la bahía de Ohuira.

Víctor Vaca Cuéllar, director de Desarrollo de Proyecto de la empresa Gas y Petroquímica de Occidente, informó que se están coordinando con autoridades federales, estatales y municipales, quienes también participaron en este seminario.

“Nos estamos coordinando con todas las autoridades que tienen de alguna manera autorizar todo esto que vamos a hacer, porque a pesar de que son estudios hechos por nosotros con el apoyo de la UNAM, de todos los académicos, necesitamos los permisos adecuados, los permisos que nos pide la normativa.”

Comentó que son 14 proyectos socioambientales los que se tienen proyectados.

Dijo que hasta el momento se han invertido casi 25 millones de pesos y el proyecto de la planta aún no ha empezado, y GPO ha esperado ya 7 años para que esto ocurra.

“Estamos esperando todavía la decisión del juez Sexto de Distrito porque tenemos todavía dos amparos, un amparo de la comunidad de Lázaro Cárdenas y otro de un restaurantero de El Maviri. Estamos esperando que se levante la suspensión del juez sexto para continuar con nuestro proceso de financiamiento”.

Añadió que para renovar las licencias de uso de suelo y construcción con el municipio se necesitan ciertos requerimientos y este les ha pedido también los permisos federales que en parte son de operación.  

Ya los hemos pedido y están en proceso de liberación. El único que falta en este tema es de Conagua para que el municipio nos dé las licencias.”

Respaldo

El gas natural y la planta son un detonante no sólo para la región: Malova

Como promotor de estas inversiones, el exgobernador Mario López Valdez sostuvo que la llegada tanto de la planta de fertilizantes como del gas natural son un detonante no sólo para la región o estado, sino para todo el país.

Entrevistado ayer en su visita a Palacio Municipal, donde saludó a Billy Chapman, el exfuncionario a quien le tocó abanderar estos proyectos como gobernador, dijo que el gas natural ya está en Ahome y muestra de ello es que ya existen plantas generadoras de energía que trabajan con base en este producto.

“El gas natural ya está aquí, hay dos plantas de ciclo combinado que están funcionando: la termoeléctrica de Mazatlán y la de Topolobampo generan gas y contaminan menos, además se ahorran cerca de millón de dólares.”

Mario López Valdez. Foto: EL DEBATE

Malova comentó que la intención de abrir las puertas a estas inversiones no fue sólo por capricho, sino en la necesidad de entrar a la modernidad y a un estatus más elevado de crecimiento y desarrollo.

“Yo visualicé desde un principio que podíamos ver y convivir los campos verdes de Sinaloa con los parques industriales. Ese gas natural tiene que aportar a nuestra economía; el gas natural tiene que llegar a los hogares, a los hospitales, a los hoteles; tiene que llegar al transporte porque ya lo tenemos aquí y tenemos que voltear a verlo y entenderlo que es nuestro detonador”, puntualizó.

Cabe recordar que fue durante su administración como gobernador de la entidad que se iniciaron dos grandes obras: el gasoducto y la planta de fertilizantes.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo