Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Vas a querer con Germán Montero!

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- "En una ocasión estuve con Don Francisco en Miami y pensaban que mi historia era ficticia, que yo la estaba inventando, que no existía", exclamó Germán Montero, cantante mochitense que se encuentra buscando a la modelo de su próximo video musical, el cual formará parte de su quinta producción discográfica Aún sigo amándote.

Y como EL DEBATE muy pronto empezará a ayudarle a encontrar a una belleza netamente sinaloense para su video, es que se dio a la tarea de conocer un poco más de Germán Montero a través de un especial con varias entrevistas. He aquí la primera de ellas.

Su vida, ¡no es un cuento!

Partiendo desde la colonia 72 es como el cantante Ernesto Germán Montero Romo, nacido el 21 de mayo de 1979, empezó a recorrer una a una las calles de su ciudad natal, Los Mochis, para ingresar al mundo laboral a sus escasos seis años de edad.

"Lo primero que hice fue vender paletas de hielo ¡que mi mamá no me dejaba!, y una vez sin pedir permiso saqué un cajón de paletas y llegué con él a la casa", relata el cantante y añade que su mamá se enojó mucho, pero fue su padre quien abogó por él y le dijo "déjalo, le gusta trabajar".

El empleo de algún modo fue sustituyendo a los juegos de canicas, carritos y demás en la vida de Germán Montero, pues él ya se entretenía "jugando a trabajar".

Quien fue alumno de la primaria Tierra y Libertad y de la Escuela Secundaria Federal número 2, con el paso de los días, meses y años fue conociendo nuevas formas de obtener dinero honradamente y de llevar una aportación a casa.

"En el centro me la pasé trabajando, vendiendo chicles en los camiones, vendiendo chocolates en las oficinas, dando grasa en las cantinas a los que estaban 'pisteando'. También me la pasé mucho tiempo en Topolobampo, vendiendo periódico cuando tenía unos 12, 14 años. Eran las 4 de la mañana y yo ya estaba esperando el raite en donde ahora está Tránsito", recuerda Germán Montero.